Alienígenas que no vinieron en son de paz

En la vasta producción cinematográfica sobre encuentros cercanos del tercer tipo no todo fue aventuras y diversión. Carpenter y Scott son dos de los directores que se animaron a sumergir a sus personajes en las profundidades del terror cósmico.

Matías Esteban, docente, escritor y agitador literario, se enlazó vía telefónica con el aire de #FuturaEnCasa donde propuso hacer un repaso por algunas de las obras cinematográficas de ciencia ficción que hayan abordado a “aquellos seres virulentos, violentos, que intentan invadir nuestro planeta azul, vamos a olvidarnos de E.T., vamos a olvidarnos de la concepción Spielberg de la vida y nos vamos a meter particularmente con La cosa de Carpenter y Alien de Ridley Scott”.

A la hora de marcar un precedente para este tipo de películas que mostraron un tipo de seres extraterrestres poco amigables, Esteban señaló la novela corta de John W. Campbell titulada ¿Quién anda ahí? publicada en 1938: “Una de las ideas interesantísimas de esta novela dice que estos seres siempre nos estuvieron vigilando y nosotros nunca dimos importancia a lo que pasaba fuera de nosotros y ahora se han decidido a atacar, en este relato se basa The thing la película de Carpenter y también la original de Howard Hawks de 1951 que se llama The thing from outer space”.

Una de las características más significativas que reúnen estas dos películas tiene que ver con el aspecto físico de los extraterrestres: “Siempre están estos seres, monstruos, indeterminados, como una cosa, como algo que no tiene nombre, algo que ya se había visto en Lovecraft también, siempre es algo característico de este tipo de género en donde eso que nos horroriza, eso que nos espanta, ese otro que nos invade no tiene nombre y no lo podemos definir”.

A modo de cierre, Esteban fijó un paralelismo entre las dos películas que remite a su deuda para con la obra del escritor H.P. Lovecraft: “Alien también se parece mucho a La cosa, tenemos este horror cósmico heredero de Lovecraft donde no sabemos de dónde viene este ser, no sabemos cómo invade los cuerpos, vemos como los destroza, las formas de los dos seres se pueden relacionar por el hecho de que no tienen una forma determinada, nos impacta el diseño visual de Giger pero a su vez el alien al ser gestado por un cuerpo que parasita siempre adopta formas parecidas a las de este cuerpo, tiene formas más o menos humanas porque nacen de un ser humano”.

Escuchá/descargá la primera parte del informe:

Escuchá/descargá la segunda parte del informe: