Adiós Rosario, ceremonia de despedida para una amiga

A modo de homenaje, celebramos vida y obra de una artista única. Un recorrido por sus canciones y las huellas que dejaron en nuestro espíritu.

La partida de Rosario Bléfari en medio de la angustia que genera la pandemia es doblemente triste, pero también la comunión de despedida que se da en el transcurso de las horas posteriores se parece un poco a lo que buscamos en el horizonte: la amistad como otra forma de vinculación posible. Rosario hablaba de los vínculos humanos, de los sueños, de las búsquedas.

Dejó media docena de discos al frente de Suárez, banda de culto y uno de los secretos mejor guardados del nuevo rock argentino, otro tanto de trabajos solistas y hasta le quedó resto para participar de Sué Mon Mont y Los mundos posibles. El vigor equilibrado de sus versos, sumado a la amabilidad de su voz y su actitud cálida y desenfadada sobre las tablas le permitieron brillar con soltura en cada uno de sus proyectos.

Las inquietudes artísticas de Rosario trascendieron lo estrictamente musical y la llevaron a intervenir con éxito en otras disciplinas. Como actriz, tiene una vasta filmografía de la que se destaca Silvia Prieto (1998) del director Martín Rejtman. Hizo dramaturgia, performances y escribió cuentos, poemas y obras de teatro. Se fue solo una parte de Rosario, no es necesario agregar que estamos tristes pero también estamos agradecidos.

Escuchá/descargá el homenaje completo: