"Queremos construir políticas públicas para las trabajadoras sexuales hechas por las trabajadoras sexuales"

La creación del Registro Nacional de Trabajadores de la Economía Popular se aprobó en 2016, pero recién se implementó esta semana. A 5 horas de inaugurado, la página de inscripción fue dada de baja por incluir a un sector en particular: lxs trabajadorxs sexuales y strippers. Radio Futura habló con Valentina Pereyra, Secretaria General de AMMAR-La Plata sobre qué implica esta medida. 

Más del 40% de la ciudadanía argentina trabaja de manera informal y este registro venía a darle un respaldo, un registro, ni más, ni menos. Un registro para generar futuras políticas públicas”, explicó Valentina Pereyra, secretaria general de AMMAR-La Plata, el sindicato de trabajadorxs sexuales de Argentina. “En vez de festejar y celebrar la otorgación de derechos, estamos retrocediendo”, señala en torno a la decisión del Ministerio de Desarrollo Social de dar de baja el flamante Registro Nacional de Trabajadores de la Economía Popular. "Nosotras todavía no tenemos respuesta oficial por parte del gobierno de por qué se bajó. Ni la categoría (de trabajadorxs sexuales), se bajó todo: se bajó el registro, la página en su totalidad. Osea que ni siquiera les trabajadores de la economía popular que no son trabajadores sexuales se pueden inscribir”. Por este motivo se espera que el ministerio se reúna con la Unión de Trabajadores de la Economía Popularpara salvar este problema, entre comillas, que seríamos nosotras”.

La categoría estuvo habilitada por poco tiempo pero “no es un dato menor que haya durado 5 ó 6 horas aproximadamente, porque tenemos inscriptas alrededor de lo que son 800 trabajadoras sexuales en ese tiempo”, contó Valentina en el aire de Futura en Casa. “Nosotras hace 25 años venimos luchando por el reconocimiento de derechos y también por la violencia institucional que sufren y sufrimos las trabajadoras sexuales en diferentes modalidades. A lo que venía este registro era eso ¿no? a registrar las diferentes situaciones que vive una trabajadora sexual hoy en Argentina: cómo vive, cuántas son, a qué puede acceder, a qué no, qué es lo que falta, qué vulneraciones son más reiterativas, etcétera”.

El sitio web sigue caído, sin posibilidad de inscribirse en el registro

Sabemos que esta situación de pandemia dejó en evidencia la desigualdad social, la vulneración de derechos, que no es lo mismo hacer una cuarentena o estar en cuarentena teniendo derechos que no teniéndolos, teniendo para comer que no teniendo, teniendo una casa que no teniéndola. Digo, no solo para las trabajadoras sexuales, sino también para todos los trabajadores y trabajadoras de la economía popular, que son trabajadores informales”. 

La trabajadora sexual existe y va a seguir existiendo, lo que vamos a debatir ahora es que es con derechos o sin derechos

Desde AMMAR se viene brindado asistencia a más de 5000 trabajadorxs sexuales mediante un Fondo de Emergencia Nacional impulsado a través de sus redes , además de jornadas de realización de DNI entre otras asistencias. “Apostamos y queremos construir políticas públicas para las trabajadoras sexuales hechas por las trabajadoras sexuales. Nosotras mejor que nadie sabemos las vulneraciones que vivimos, nosotras mejor que nadie sabemos lo que necesitamos y cómo resolverlo también. Bueno, hágannos partícipes para generar políticas públicas con el sector adentro, con las organizaciones sociales, con nosotras adentro”. 

Escuchá/Descargá la entrevista completa