"Para estudiar etnomusicología es necesario contar con sensibilidad para tocar en forma colectiva"

Romina Marano es estudiante de Etnomusicología, estuvo en la tarde de Futura y nos compartió su pasión por la carrera que eligió.

Tanto el Profesorado como la Tecnicatura en Etnomusicología son carreras públicas y gratuitas que se cursan en el Conservatorio Superior de Música Manuel de Falla (C.A.B.A). Es la única institución donde estudiar Etnomusicología en la región, por eso asisten allí estudiantes de distintos países como Chile, Colombia, Ecuador y también de diferentes provincias del país.

Ambas carreras dependen de la Dirección General de Enseñanza Artística del Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Su objetivo es formar especialistas en la investigación sobre la diversidad musical en los contextos sociales donde se manifiesta.

La etnomusicología es una especialidad de la antropología que incluye el estudio de la música como cultura

Ante la pregunta de cuál es la propuesta académica, Romina Marano expresó que “aporta una perspectiva interesante para la docencia desde la diversidad cultural presente en los géneros musicales y no muy difundidos en la educación escolar”. Y agregó que la Tecnicatura también coordina talleres gratuitos dados por los investigadores para la comunidad y que se amplía la mirada hacia la educación musical.

Si bien para el ingreso se requieren algunos conocimientos específicos, Romina explicó que lo más importante es “contar con sensibilidad para tocar en forma colectiva”. A través de sus distintas prácticas, los y las estudiantes están acostumbrados a compartir sus aprendizajes y cooperar con diversos espacios sociales, como lo hicieron en en un Encuentro de experiencias de Interculturaldiad en la Universidad de Luján o brindando talleres gratuitos en la Escuela para jóvenes y adultos Isauro Arancibia (C.A.B.A), entre muchos otros sitios.

Muchas de las expresiones musicales que circulan en las distintas materias son "anónimas", aunque Romina explica que el uso de esa palabra no es adecuado: "son recopilaciones de cantos transmitidos por tradición oral, que no habiendo un compositor conocido, se van transmitiendo de generación en generación, y sabemos de qué pueblo, de donde provienen, ésto es lo que habría que decir”.

Durante la entrevista, compartió grabaciones interpretadas por estudiantes de la carrera: se escucharon una vidala recopilada por Leda Valladares “La triste noche”, un ritmo de percusión y cantos tradicional mbya guaraní de la región de Misiones.

Para mayor información se puede visitar el sitio de Conservatorio y el Facebook de la carrera.

Escuchá/Descargá la entrevista completa