Una iniciativa para derribar el mito de "Gente que dice no saber dibujar"

Pablo Ramborger, artista visual, diseñador y coordinador del Espacio Don Bardo, contó de qué se trata este proyecto que invita a "detenernos en cosas y detalles que por ahí pasan desapercibidos".

El Espacio Don Bardo (70 e/10 y 11) "nace con la intención de ser un punto de encuentro donde se puedan generar cosas entre vecinos/as, gente que anda por ahí, personas a las que le interesan el arte y la cultura", contó su coordinador, Pablo Ramborger. Habitualmente se desarrollan allí talleres y seminarios y, en ese mismo lugar, nació el proyecto "Gente que dice no saber dibujar". "Esto surge de escuchar, especialmente de parte de gente adulta, decir que no sabían dibujar. Así, literalmente, surge este proyecto. Empecé a pensarlo como un proyecto que genere espacios de creación conjunta y se empiecen a abrir puertas", explicó.

Como parte de esta iniciativa, Pablo suele llevar al espacio público una mesa portátil para incentivar a los/as transeúntes a dibujar. Generalmente, se trabaja con pinturas del Renacimiento como disparadoras para animarse a tomar lápiz y papel. Muchas de las obras surgidas en ese ámbito callejero hoy están plasmadas en murales en el barrio y en libros de ediciones únicas.

"Suele pasar que cuando las personas entran en la secundaria dicen que no saben dibujar, que no dibujan hace años; con los chicos no sucede tanto eso porque se lo toman de una forma más lúdica. A medida que uno va creciendo se busca cada vez más realismo porque sino es ´no saber dibujar´. La mayoría habla de ´hacer dibujitos´como algo peyorativo, eso sumado a la carga cultural que se tiene con respecto a las artes -que no sirven o que no pueden ser una profesión- también tira más abajo que alguien se dedique a pintar o a dibujar", expresó en diálogo con Futura en Casa.

Gente que dice no saber dibujar modo cuarentena

Ilustración de Pablo Ramborger

En el marco de la convocatoria "Mi vida en Cuarentena" lanzada por el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, Ramborger adaptó el proyecto Gente que dice no saber dibujar a esta situación de aislamiento. La invitación es dibujar objetos que se encuentren en nuestras casas (juguetes, plantas, utensillos, libros, etc.) e imágenes que se vean por nuestras ventanas. Las creaciones, que se reciben a través de sus redes sociales, serán compiladas en un libro de edición virtual. 

A pocos días de su lanzamiento, ya se recibieron muchísimas ilustraciones desde distintos lugares del país. Más info sobre cómo participar.

Escuchá/Descargá la entrevista completa