Mujeres que no fueron tapa, ¿quién construye los estereotipos?

Mujeres Que No Fueron Tapa (MQNFT) es un proyecto encabezado por Lala Pasquinelli que busca analizar los modelos de mujeres visibles en los medios masivos de comunicación desde una mirada feminista, deconstructora y humanizante.

MQNFT surgió en 2016 como una muestra de arte realizada por Lala Pasquinelli. Rápidamente se extendió a las redes sociales y a una propuesta pedagógica mediante el Festival de Hackeo de Estereotipos, que este año se realizará en mayo con modalidad virtual. "Arranqué, justamente, con una muestra de revistas donde las mujeres no aparecían en tapa. Partiendo de este idea: ¿qué hubiera pasado si yo hubiera crecido viendo mujeres que no sean celebrities rubias, delgadas, blancas, jóvenes, semidesnudas, que hablaran de la maternidad, el cuerpo y el amor romántico; y en cambio hubiera crecido viendo y escuchando a mujeres que hacen estas mismas cosas que hacen los hombres que sí son visible? Mujeres, que tienen proyectos, que existen y vibran y hacen por fuera de este rol, o además de este rol, que se nos asignan en el espacio doméstico, el rol de madre, las tareas de cuidado”, contó su impulsora a Futura en Casa.

En sus redes sociales, este proyecto toma mensajes que circulan en los medios de comunicación y que imponen estereotipos sobre qué es ser mujer para analizarlos, reflexionar y sumar las opiniones de las lectoras. “Por suerte venimos con una racha de que los tres contenidos masivos que denunciamos (uno de Brahama, otro de Milka y otro de TyC Sport) los tuvieron que bajar. Eso habla de cierto activismo de las personas que está buenísimo. En el caso de TyC está bueno hablar de esto porque es volver a hablar de los límites del humor, del sarcasmo, de preguntarnos si se puede hacer chistes con todos los temas. Existe un consenso generalizado de que hay temas con los que no se hacen chistes,por lo menos en los medios masivos de comunicación. Hay temas que están vedados, no se hacen chistes con el holocausto, con la homosexualidad, con la violencia de género necesitamos llegar a ese consenso y creo que somos nosotras las que tenemos que eventualmente forzar a esto”, apuntó Lala.

Este tiempo de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio trae también una situación particular para la creación y difusión de ciertos estereotipos: “hay un cierto rebrote bastante fuerte del seximo y el machismo, que por ahí en ciertos contextos sociales donde se consideraba políticamente incorrecto. De repente nos encontramos con chistes sobre, por ejemplo, violencia de género o que son realmente burdos”.

Por eso, desde las redes de MQNFT, proponen diferentes desafíos en torno a la pregunta de cómo queremos habitarnos, haciendo énfasis en las cosas que hacemos cotidianamente bajo la excusa de hacerlo para nosotros/as mismos/as, como la depilación, el maquillaje, la peluquería. “Entre el 80% y el 90% de la gente había dejado de hacer estas cosas que hacemos porque supuestamente “nos gustan”. Cuando no está presente la mirada del otro o esa mirada que nos puede juzgar, las dejamos de hacer. Esa mirada, que también es la nuestra propia, que nos dice que si somos mujeres -para ser visibles- tenemos que encajar en ese estándar de belleza y que eso implica perder X tiempo todos los días maquillándonos, alisándonos el pelo, etcétera”. A raíz de estos desafíos notaron que una de las mayores preocupaciones de las mujeres (estiman que el 95% del público que se acerca a MQNFT se autopercibe de esta forma) es “¿como vamos a hacer para volver a esto después de la cuarentena? O el deseo de `ojalá podamos sostener esta libertad cuando se termine la cuarentena´".

Escuchar/Descargar la entrevista completa