El zombie como sujeto político

Una mirada problematizadora para deconstruir la representación  hollywoodense de los muertos vivientes.

Matías Esteban, docente, escritor y agitador literario, se sumó al aire de #FuturaEnCasa, donde compartió su particular mirada sobre los orígenes del cine de zombies: “Dentro del género de terror, el zombie vendría a ser un revivido, un muerto vivo que camina, que anda y que en un punto ataca, contagia, se esparce por los otros vivos que son sus víctimas. En principio hay algo para decir de la palabra zombie y para decirlo nos vamos a parar políticamente porque zombi se escribe con "i" final, no con "e", el zombi nace en la isla de Haití, ahí es donde nace el folclore de esas historias del que es sometido a la voluntad de otro, esa historia tradicional viene de lo que es la religión y las practicas vudú, que es una religión afroamericana, la palabra en sí misma viene de palabras derivadas de distintos dialectos africanos”.

El ensayo argumentativo sobre la representación del zombie como un otro propagador de un mal contagioso no termina ahí, para el escritor  “Latinoamérica, y específicamente el Caribe, fue uno de los centros de la explotación, del dominio y de la esclavitud, por lo tanto ahí había una gran confluencia de tráfico de esclavos, en Haití la población negra es muy importante y el vudú es una religión que trajeron de la parte central de África. El muerto vivo es una historia que tienen casi todas las culturas pero en el caso del vudú y de las religiones afroamericanas tiene un gran componente anímico de lo que son los muertos”. Además, existe otro componente fundamental que se conecta con la historia política de Haití: “En 1791 fue la primera nación esclavista que demuele la esclavitud, los negros se rebelan contra el poder colonial de Francia y hacen la revolución, se rebelan contra el poder colonial y declaran la libertad, es algo totalmente inédito en la historia universal y lo que pasa a partir de ahí es que Haití es perseguido por el capital, y todo lo que es la opresión capitalista y colonial, que incluso ha llegado a derivar en lo que conocemos hoy como zombis, la historia del zombie tiene que ver con ese momento de rebelión y de rebeldía del pueblo haitiano”.

La industria de Hollywood incorpora este concepto de alguien que mágicamente puede revivir a otro y se comienzan a hacer las primeras películas de zombi, qu representaron cómo se veía a Haití en esos años, justificaban la invasión y sugerían que la  cultura negra de Latinoamérica tenía que ver con esto de lo oscuro y de lo invasivo y del terror que podía generar. También sirvió para pensar la multitud, más aún en la época de la Guerra fría, donde el zombi, esa forma de difusión de contagio y de amenaza multitudinaria,  le sirven al capitalismo dentro del género de terror para pensar a la multitud”, remarcó Esteban.

La conclusión de este intercambio radial propone tomar todos estos elementos a la hora de pensar la representación de los zombis que se hacen en el cine, en contraste con otros universos como lo son la literatura y los videojuegos:  “Cuando pensamos el vudú o de cualquier práctica religiosa afroamericana, siempre estamos pensando en magia negra, del lugar amenazante, desde ese otro que todo el tiempo está tratando de hacer algo pernicioso, maligno, todo eso es el mal porque eso fue lo que menos pudieron dominar, el capitalismo y el  cristianismo no lo pudieron dominar entonces lo convirtieron en el demonio”.

Escuchá/descargá la primera parte del informe:

Escuchá/descargá la segunda parte del informe:

#FuturaEnCasa