"El deporte es una herramienta social para conectarnos. Lo único que puedo hacer es cuidarlo y hacer de esto un lugar mejor"

Amalia Mazzarello es deportista. Nació en La Plata y se desempeña como boxeadora amateur desde 2017. También práctico otros deportes, como gimnasia artística, handball y atletismo, por ejemplo. Debido a la falta de organización y de oportunidades decidió viajar a Alemania y comenzar un camino distinto. 

En su visita al estudio Eduardo Candreva, la púgil de la región habló con Al Trote y repasó los motivos por los que decidió emprender un desafío nuevo en un país distinto, con otro idioma, costumbres y hasta con un estilo diferente de boxeo. En Argentina, durante los primeros seis meses del 2019, sólo disputó tres peleas, un número totalmente insuficiente para una deportista amateur. En otras palabras, se la pasó mucho más tiempo entrenando que arriba del cuadrilatero, lo que le hubiese permitido ganar experiencia. Eso, sumado a otras fallas organizativas, la llevó a aceptar la invitación que llegó desde Munich. En la actualidad, cuenta con un record de 27 combates ganados y 2 perdidos. Tres de esas victorias fueron ante una representante del equipo Nacional argentino y 2 ante campeonas alemanas.

Imagen
tweet del 15 de agosto de 2019, cuando decidió emprender el desafío de ir a Alemania y buscó patrocinadores.

"Cuando recibí la invitación para ir a Europa me pareció un poco descabellado, no me parecía poder llegar allá. Conté con la fuerza de la familia,amigos y la propia fuerza interior. La idea era buscar nuevos horizontes, cosas positivas para mi carrera. Estaba un poco desganada, la realidad. Quería seguir practicando boxeo pero me preguntaba si realmente estaba en algo que me iba a dar 'futuro' ", contó a su regreso a la ciudad por las celebraciones de fin de año. 

"Puedo decir que me encontré con un grupo de boxeo muy interesante. Con un club que estaba recién arrancando. Tiene seis años y está funcionando con un equipo amateur oficial y competitivo hace dos nada más. Toda esta experiencia fue el doble de rica porque ellos se arriesgaron mucho al aceptarme. Vengo de otra escuela diferente, que no tiene nada que ver con lo que enseñan en Europa, en relación a la técnica y demás relacionado al boxeo. Lo arriesgado para ellos fue abrirse a este nuevo concepto de boxeo que era el mío y decir 'estamos abiertos a que vos también nos enseñes'. Ese fue el primer puntapié y muy lindo de toda la experiencia. Me dieron un par de consejos. Mostré mi postura y lo primero que me pidieron es que baje los hombros , que abra el pecho y que tenga confianza. De repente, me di cuenta que mi postura corporal era hacia adentro, con la cabeza gacha y los hombros en las orejas y perdiendo mi estatura totalmente", relató Mazzarello

"Los tres meses que estuve ahí fueron un ida y vuelta de saberes. Ellos me abrieron su corazón y las puertas del gimnasio para pensar que tengo un segundo hogar que es fuera de Argentina".

La carrera de Amalia es muy reciente en tan sólo dos años se adjudicó Torneo Provincial (2018), Nacional (2018) y Metropolitano (2018 - 2019). Una vez instalada en tierras bávaras, entrenó un mes completo para afianzar las técnicas y los consejos de su nuevo entrenador Kay, del gimnasio Mariposa Boxing Club. Luego, tuvo tres peleas en los últimos dos meses del año pasado. No sólo consiguió volver a pelear, sino también la victoria por puntos en los tres combates, los dos últimos contra campeonas nacionales de aquel país, Diana Loichinger y Johanna John, respectivamente.

Respecto a las formas de entrenamiento, Mazarrello explicó con qué se encontró y qué le pidieron: "A él, mi profesor, le gusta un tipo de boxeo más flexible y dinámico, es decir de usar la distancia. Es un fanático total del boxeo amateur y no del profesional. Acá siempre apuntamos al boxeo más profesional. Allá se hace incapie en esa diferencia, que tiene que ver con la cantidad de golpes que das. No de querer ir al golpe extremo para el daño y el Knock Out (KO). A mi me dijo 'necesito que trabajes los tres minutos ahí arriba. Sabemos que sos poderosa, que tenes una pegada buena, pero necesitamos ver que podes pegar cuatro manos , que volvés y tenes cuatro manos más'. Desde ese punto, te das cuenta que es súper diferente. Sobre la postura y la apertura del pecho me dijeron, 'medís 1,65, quiero que sigas midiendo eso, no hay necesidad que te hagas chiquita y vayas por lo bajo"

A pesar de las decisiones de dirigentes por cancelar algunos torneos nacionales y de la falta de oportunidades para el desarrollo óptimo de la carrera deportiva, Amalia cree que el boxeo femenino va a seguir desarrollándose. "Tenemos un montón de boxeadoras por todos lados. Lo que tiene que cambiar son las oportunidades que tenemos de desarrollo. Podes hacerlo pegándote la cabeza contra la pared y llorando sangre o te podes desarrollar de una manera un poco más plena, en el sentido de disfrutarlo", apuntó, y también agregó. "No hay organizaciones, no hay competencia, que es lo que te va a pulir. Podes estar muchos años en el gimnasio, pero si no tenes competencia te terminas hartando, lo que me estaba pasando a mi".

También se tomó el tiempo para describir la situación del boxeo femenino en Alemania, según lo que pudo vivir en esos últimos meses de 2019. "Uno piensa que en Europa están desarrollados y nosotros no. Es lo que siempre se dice. La realidad es que no. Es súper machirulo el sistema de boxeo. Mi profe Kay es uno de los referentes del boxeo femenino. Organiza campus de entrenamientos sólo para mujeres (...) está con esa mirada que no es necesario que el boxeo sea violento o esa cosa de ego mezquino. En este gimnasio era así. Luego, tuve la posibilidad de recorrer otros y no era lo mismo. Ahí sí volví a encontrar la cosa de sudor, mucho grito y todo muy rudo. La federación de allá la conforman personas de 70 años para arriba (...) Me pasó de estar en un gimnasio, ser la única mujer en el vestuario, con mis compañeros del club. Aparecían chicos de otro gimnasio, saludaban a ellos y a mi no. Cuando terminé la pelea, vinieron y me saludaron. Muy ruda la cosa y muy boluda".

"El deporte es de lo más importante en mi vida porque es la herramienta que tengo para relacionarme con las personas, conmigo misma; para aprender de mi y aprender de mis errores. El boxeo es un canal para trabajar esas cosas. Son las pequeñas y grandes excusas que tenemos para desarrollarnos como seres humanos en esta existencia".

Uno de los mensajes que expresó la deportista está relacionado con la concepción de solidaridad, de pensar en la otra persona y de sentir la responsabilidad de cambiar la estructura de cómo están instaladas algunas situaciones: "Cuando me metí en esto, me reencontré con el deporte después de haber estado tanto tiempo separada. Me di cuenta que el fuego interior se volvía a prender y me sentía bien otra vez..Fue darme cuenta que necesito darle todo al deporte. Darle todo es que el día de mañana termine mi carrera, buena o no, pero que deje allanado un camino a las generaciones que vienen. El deporte es una herramienta social para poder conectarnos. Lo único que puedo hacer desde mi posición es cuidarlo y hacer de esto un lugar mejor".

Para este año hay objetivos planteados para Amalia: una pelea pactada para el 7 de marzo próximo y se espera la confirmación de algunas más. Por otro lado, recibió dos invitaciones importantes. Primero para participar de un Torneo de cinco días en Inglaterra que organiza MKT Global, una de las promotoras más grandes de Europa, tanto a nivel amateur como profesional. Trabajan con el boxeador británico de peso pesado Tyson Fury, por ejemplo. La otra invitación es sumamente importante para la carrera que inició la boxeadora hace tres años en Argentina y que ahora se trasladó a Alemania: "Me enviaron una carta oficial para hacerme un ofrecimiento.  Me va a llegar una invitación para formar parte del equipo regional de Baviera. Ellos te pagan por estar ahí, es un mínimo pero es como profesionalizar, algo que acá parece lejano: sos amateur y no ves guita. Me ofrecieron eso que es súper importante porque seré la primera argentina en estar en un equipo europeo. Ellos van a pedir que me nacionalice, y sólo con pedir eso puedo estar en los torneos nacionales, y si gano el torneo nacional tengo el puesto dentro del seleccionado", concluyó. Sin dudas, la carrera de Amalia Mazzarello tiene mucho más para contar, sea dónde sea.

Escuchá/descargá la entrevista completa: