J. A. Baker, describir lo salvaje

En su columna semanal en Rap de las Hormigas, Gabriela Pesclevi invita a la lectura de El peregrino (Sigilo, 2016), de J. A. Baker.

Si bien El peregrino fue escrito en 1967, su traducción al español recién llegó de la mano de Marcelo Cohen en 2016. Gabriela Pesclevi enunció que las temáticas principales de este libro son "la naturaleza, la vida salvaje y la pregnancia del paisaje en nuestras vidas". En cuanto a su autor, señaló que se trata de "una figura enigmática, un naturalista que tuvo trabajos múltiples pero que los fines de semana se apartaba de la ciudad y hacía sus exploraciones a un bosque cercano. Se había anoticiado de que allí distintas especies estaban desapareciendo por el uso de pesticidas y la contaminación".

Baker observó durante diez años a los halcones peregrinos y construyó "un tratado de las imágenes" en torno a estas aves. En estas jornadas, prácticamente no veía otras personas más que cazadores furtivos.

Gabriela señaló que el autor reconocer haber ingresado en un estado de trance, lo que sucede "cuando la mirada se dirige a observar algo que recortamos de la naturaleza". Sus palabras, apuntó, también "nos proponen pensar nuestros miedos".

"La fuerza y la belleza de la prosa de Baker no tienen precedentes. Su fascinación, su compromiso íntimo y entusiasmo por el mundo natural, y la intensidad con la que ve las cosas que ocurren a su alrededor –capturando la esencia de un hecho fugaz con todo detalle– son maravillosos. Hay un éxtasis, una suerte de delirio amoroso por lo que observa. Cualquiera que ame de verdad la literatura o el cine debe leer este libro". Werner Herzog

Escuchá/Descargá la columna completa