Hilda Margarita Farías volvió a Berisso

La militante montonera fue desaparecida y asesinada por la dictadura militar. 43 años después sus restos fueron identificados y devueltos a sus familiares, gracias al enorme trabajo del Equipo Argentino de Antropología Forense.

Hilda Margarita Farías fue una militante montonera de Berisso, secuestrada el 20 de diciembre de 1976 y asesinada más tarde por la dictadura militar. En diciembre de este año, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) identificó sus restos y los devolvió a sus familiares para que puedan despedirla.

Hilda nació un 20 de noviembre de 1953 en Berisso. Vivía en Villa Argüello. Estudiante de Asistente Social. Era una compañera muy solidaria, que participaba de las actividades que hacía en ese momento un seminarista, el cura Carlitos Cajade” reseñó Pelusa Larrañaga, militante peronista y concejal de Berisso. Hilda militaba en la Unidad Básica Antonio Quispe de la Juventud Peronista Montoneros y fue desaparecida el 20 de diciembre de 1976, y gracias al enorme trabajo del EAAF fueron identificados sus restos en diciembre de este año. Estaban enterrados como NN en el cementerio de San Martín. Hilda fue fusilada en un falso enfrentamiento el 3 de febrero de 1977, cuando sacaron a 35 compañeros que estaban detenidos desaparecidos en distintos centros y los llevaron a Ciudadela para asesinarlos, todos figuraron como ‘enfrentamientos’ con la dictadura en los diarios de esa época” completó.

“Hoy recibimos los restos de Hilda y esto nos va a ayudar a cerrar un duelo de 43 años”

Familiares y vecinos y vecinas de Villa Argüello recibieron sus restos en el Cementerio Municipal de Berisso este 20 de diciembre - en el aniversario de su desaparición - y la despidieron con un sentido homenaje. Alberto, hermano de Hilda, señaló que ahora “Hilda va a descansar en paz”. Agradeció también al EAAF y pidió a quiénes tienen familiares desaparecidos, den la muestra de sangre para servir a la identificación de otros restos.

Por su parte, Luis Uncal, compañero de “La Flaca” Farías, agradeció a sus familias que fueron el “soporte” durante tantos años. “A nuestros hijos, que a medida que fueron tomando edad para entender, incorporaron a Hilda como una parte más de la familia, como una integrante más. Eso, tanto a Alberto como a mi, nos dio muchísima fuerza para estar 43 años buscando a Hilda y llegar a este día, donde las dos familias la reintegramos a su Berisso  querido” expresó.