Delegación argentina regresó de Bolivia: “Los relatos que escuchamos fueron terribles”

Registraron más de cien testimonios que dan cuenta de los crímenes de lesa humanidad cometidos por las fuerzas de seguridad alineadas con el Gobierno de Jeanine Áñez.

El Golpe de Estado que estalló en Bolivia el pasado 10 de noviembre, precipitando el exilio del presidente Evo Morales, dio paso a la persecución y asesinato de varias figuras pertenecientes al Movimiento al Socialismo. Desde entonces, la represión llevada a cabo por las fuerzas policiales y el Ejército sobre la población opositora fue en aumento. En medio de un proceso conflictivo que no parece encontrar salida democrática, una delegación argentina integrada por referentes de organizaciones políticas y sociales viajó a La Paz para hacer un relevamiento sobre la situación de derechos humanos que atraviesa el país vecino.

Luis Federico Arias, ex Juez en lo Contencioso y Administrativo, referente local del Frente De Todos, se enlazó vía telefónicas con el aire de Rap de las Hormigas donde explicó el amedrentamiento que recibió la delegación al realizar un trasbordo en Santa Cruz de la Sierra: “La Policía nos separó del resto de los pasajeros, nos llevaron a una oficina y nos sometieron a un interrogatorio sobre cuestiones personales, querían saber con quién nos íbamos a reunir, quiénes eran, por qué nos invitaban, cuáles organizaciones estaban ligadas a nuestra visita, una situación horrible, superamos eso y nos mandaron por un lugar del aeropuerto donde nos tendieron una emboscada porque había agitadores y fuerzas de choque a favor del Gobierno que nos agredieron duramente”.

A la hora de graficar cómo se vive el conflicto político entre los ciudadanos, Arias señaló que “las diferencias han provocado un odio social muy grande, hay una situación de violencia que se genera a partir de ese odio racial que está muy presente en determinados sectores de la sociedad y que legitima el accionar de este Gobierno de facto, los relatos que escuchamos fueron terribles, una venganza racial que no solamente se da en el accionar de las fuerzas policiales, reprimiendo con mucha saña, sino que también son las instituciones estatales acompañando esa situación, a los baleados no los quieren atender en los hospitales públicos por miedo a la venganza, la gente tiene miedo”.

Según lo explicó el jurista, la delegación fue recibida por la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Paz, allí se dividieron en grupos y a él le tocó participar en la iglesia San Francisco del Alto donde se recogieron más de cien testimonios a personas atacadas por las fuerzas de seguridad: “Los testimonios fueron desgarradores, quedamos todos muy dolidos por lo que escuchamos, por lo que vimos, la gente clamando por ayuda, diciendo "lo único que tenemos son ustedes, las comisiones internacionales que vienen a Bolivia, por favor ayúdennos por favor escúchennos, estamos totalmente hostigados, amenazados", la dirigencia política y social ha tenido que renunciar a sus cargos justamente por las amenazas a ellos y a su familia, y ahora dependen mucho de la ayuda internacional”.

Escuchá/descargá la entrevista completa: