Pacto social para pocos en Chile: “El acuerdo no da cuenta de lo que ha estado pasando en la calle”

El criticado acuerdo de paz firmado entre parte de la oposición y el Gobierno de Piñera continúa perdiendo legitimidad. Desde Convergencia Social denuncian que no contempla a la gran masa ciudadana que ya lleva un mes de manifestaciones callejeras.

Sigue creciendo el descontento frente al llamado Acuerdo por la Paz Social firmado en la madrugada del viernes pasado por el presidente chileno Sebastián Piñera y la dirigencia de algunos partidos opositores. Este documento supone la conformación de una Convención Mixta Constitucional, integrada por representantes de ambos sectores, anulando la posibilidad de una participación directa por parte de la ciudadanía. Las voces de repudio sostienen que el Gobierno aceptó la posibilidad de una reforma solo para beneficiar al empresariado, desconociendo los reclamos y las necesidades de los movilizados.

Verónica Ávila, vocera del Partido Convergencia Social, una de las fuerzas políticas que participó del encuentro con Piñera, se enlazó vía telefónica con el aire de Rap de las Hormigas donde expresó: “Nuestro error fue negociar en los términos que el enemigo nos estaba imponiendo y hemos visto que ellos son el enemigo por las capturas, las violaciones, los asesinatos, ellos son el enemigo, fuimos a negociar en el terreno del enemigo y en los tiempos del enemigo y en todas las condiciones que ellos nos quisieron poner”.

La firma del acuerdo trajo fisuras hacia el interior de los partidos políticos que decidieron sentarse a la mesa de Piñera, según lo explicó Ávila: “Después de un mes movilizaciones donde ha muerto gente, tenemos compañeras y compañeros que han sido violados, abusados, niños, niñas, adolescentes, no era lo que nos tocaba a los partidos políticos representar, no había una urgencia histórica de estar esa noche sentados ahí, por algo mi partido no firma, porque creemos que no es así, porque creemos que los doce puntos de ese acuerdo no dan cuenta de lo que ha pasado en la calle”.

Queremos una asamblea constituyente, no queremos una convención, no queremos que le pongan otros nombres, no queremos tener que elegir a los representantes para ir al Congreso sino que queremos que cualquiera de nosotras y nosotros, que está organizado en la calle con el pueblo, sea parte de esa asamblea constituyente”, remató la referente de Convergencia Social.

Escuchá/descargá la entrevista completa: