Melodías dulces para hacerte llorar

En su primer disco de larga duración, Piscis Vicius le pone un ritmo irresistiblemente bailable a distintas voces que miran la vida preguntándose si esto es una tragedia o una comedia.

Lo primero que hay que destacar de esta dupla llamada Piscis Vicius es que sus componentes tienen un cierto renombre a cuestas: Julia Barreña brilla como tecladista y cantante en Isla Mujeres mientras que Adrián Oviedo se ocupa de los teclados y sintetizadores en Laika Perra Rusa, ambas agrupaciones que gozan de notoriedad dentro de la escena indie platense. Tras haber lanzado la canción "Click esc" como single adelanto en abril de 2019, ahora se despachan con este Constelar para fugar, un álbum de ocho piezas que propician el ingreso a la pista de baile sin restricciones.

El gran distintivo que posee este disco, además de su impronta bailable, son las letras. Y no es sólo por la poesía que destilan sino también por las voces que se turnan para la narración. El suave murmullo de Barreña convive con diálogos extraídos de películas tan disimiles como Los amantes del circulo polar o Esperando la carroza. El resultado es homogéneo aunque las interrogantes que se abren conducen a una suerte de incertidumbre existencialista, un contrapunto más que interesante para equilibrar el goce ritmico que proponen estas canciones.

Ariel Zarranz y Francisco Altamiranda dedicaron una parte del Rap de las Hormigas a realizar una escucha consciente y compartir sus apreciaciones en torno a esta obra. El material fue grabada por Francisco Barreña mitad en Estudios Pierrot y la otra mitad de manera hogareña, Lucas Garzón estuvo a cargo de la producción y posterior mezcla, y Ariel Schlichter se encargó de la masterización. El diseño de portada pertenece a Julien Antoine, basado en una idea de Julia Barreña.

Es un disco que está hecho para la pista, para bailar, después dentro de toda la gama de opciones que nos regala podés encontrar cosas disimiles como por ejemplo en "La historia" -que en realidad es el extracto de un dialogo de una película doblada al castellano- donde hay una conversación entre un padre y un niñe, dándole las recomendaciones que todo padre parecía tener que darle a alguno de sus hijos, tiene esas cosas medias raras, medias extrañas, casi hasta graciosas en algún punto, pero intervenciones varias de eso, de extractos de películas que forman parte de la estética de algunas de las canciones”, sintetizaron los periodistas al aire.

Escuchá/descargá la entrevista completa: