Plaza abolicionista Johana Ramallo: una intervención contra “la columna vertebral del poder patriarcal”

Organizaciones sociales, familiares y amigxs de Johana Ramallo realizaron una intervención en la plaza Islas Malvinas y la renombraron “Plaza abolicionista Johana Ramallo”.

La actividad se dio en el marco del taller abolicionista y tuvo por finalidad denunciar las redes de trata que siguen activas, operando con la complicidad policial, judicial y política.

Luciana, lesbiana feminista y militante de la campaña abolicionista “Ni una mujer más víctima de redes de prostitución” destacó que es la primera vez que se hace una plaza abolicionista en el Encuentro.

“Vimos mucha solidaridad, sororidad y amor para poder articularnos y luchar contra una violencia que es la columna vertebral del poder patriarcal; esa violencia y dominación que hace que nos desaparezcan”, enfatizó.

El 26 de julio de 2017 Johana Ramallo fue vista por última vez en una estación de servicio, en 1 y 63, en lo que se conoce como la «zona roja» de La Plata. Desde un principio su familia, amigxs y las organizaciones que la acompañan sostuvieron que Johana no se fue por voluntad propia, sino que fue secuestrada por una red de trata que opera en la capital provincial. En agosto pasado se conoció que los restos óseos hallados en una playa de Berisso pertenecían a la joven de 26 años.

“Aparecieron los restos de Johana y ahora pedimos justicia. El Estado, la política, los funcionarios, la justicia tiene que dar las explicaciones. Esta es una lucha incansable de quienes estamos en contra del proxenetismo”, subrayó Luciana.

Escuchá/descarga el testimonio de Luciana: