Moreno detiene las hostilidades hacia el pueblo ecuatoriano: “La represión fue particularmente violenta”

Tras doce días de protestas callejeras, el presidente de Ecuador dio marcha atrás con el decreto que buscaba eliminar el subsidio a los combustibles.

El anuncio del decreto 883, que establece la quita de subsidios estatales al precio del combustible, generó un creciente rechazo en el pueblo ecuatoriano, encabezado por el movimiento indígena, que no tardó en salir a las calles a manifestar su descontento. Así se sucedieron doce días de manifestaciones y represión que dejaron un saldo de 7 muertos, 1152 detenidos y 1340 heridos. En la jornada del lunes 14 de octubre, el primer mandatario Lenín Moreno resolvió derogar la medida para tratar de salvar al país de la crisis política y social en la que se encuentra inmerso.

Samuel Martínez, periodista argentino radicado en Ecuador, se enlazó vía telefónica con el aire de Rap de las Hormigas donde compartió su mirada profesional de los últimos hechos ocurridos en la capital del país vecino: “La represión en esta coyuntura fue particularmente violenta, mucho más que las veces anteriores, recordemos que en la década pasada Ecuador tuvo ocho presidentes en diez años, varias veces sucedió esto de pararse duro frente al Gobierno y en la mayoría de los casos terminó con la salida del Presidente, en este caso no fue así pero fue lo más violento que he visto”.

Otro de los aspectos destacado por Martínez en el marco de las revueltas fue “el papel de los medios de comunicación, tanto de los medios tradicionales como de los medios comunitarios, el poder tiene medios incautados a los banqueros desde la época de Correa y siempre se lo había acusado a Correa de utilizar a su favor esos medios que habían pasado a ser del Estado, Moreno hizo lo mismo y utilizó los medios a su favor, la particularidad de este caso fue que los medios privados de la derecha coincidían con el Gobierno en toda esta situación del Fondo Monetario y del paquetazo, entonces no había quien haga contrapeso”.

Los medios simplemente se callaron, dejaron de mostrar lo que era evidente para todo el pueblo ecuatoriano porque lo estábamos viviendo, lo estábamos sintiendo y los medios no decía nada, eso fue muy interesante porque quedaron muy expuestos, quedaron evidenciados quiénes son, qué hacen y para dónde patean, por otra parte fue un espaldarazo para los medios comunitarios que fueron quienes tomaron la posta e informaron al mundo”, concluyó el comunicador.

Escuchá/descargá la entrevista completa: