Sarmiento y la palabra como arma: “Escribir le servía para posicionarse políticamente”

Matias Esteban nos guía a través de las páginas del Facundo, un trabajo donde se conjuga poesía, ensayo y narrativa para describir a una de las grandes figuras políticas de la historia argentina.

Publicado en 1845, en la sección folletín del diario chileno El Progreso, Facundo es la obra definitiva de Domingo Faustino Sarmiento, un texto fuertemente político donde se parte de la biografía del caudillo unitario Juan Facundo Quiroga para plantear la dicotomía entre civilización y barbarie, un eufemismo para mascarar la polarización entre dos miradas que se disputaban cómo administrar el Estado. Este trabajo sirve como un ejemplo nítido de la funcionalidad que veía Sarmiento en la escritura: una trinchera, una herramienta, un arma con la cual disparar su pensamiento y herir al rival ideológico.

Matías Esteban, escritor, docente y agitador literario, estuvo en Rap de las Hormigas donde expresó: “Sarmiento es un ser incomodo, es un argentino incomodo en toda su historia por eso siempre es necesario hablar de él, de lo que fue, de lo que imprimió en su obra para escribir esto y lo digo así porque no es literatura, no sabemos qué es, no sé que es lo que escribió, sus obras completas son 53 tomos, una cosa descomunal, y de hecho él nunca lo consideró algo importante, era algo que él escribió y prolifero su escritura de una manera monstruosa en cartas, diarios, publicaciones de distinto tipo, escribió de todo pero siempre fue coyuntural, siempre fue por alguna demanda que tenía en ese momento, una máquina de escritura que le servía para poder posicionarse políticamente, usaba la escritura como una herramienta o un arma”.

Sarmiento publica la vida de Facundo Quiroga en folletines, lo escribe en tres o cuatro meses, una especie de biografía, de ensayo, de novela, es una mezcla, un libro disparejo pero a su vez muy pasional, muy a la manera romántica, de Sarmiento se dice que es quizás el mejor escrito de lengua española del Siglo XIX, es un libro muy tremendo, es una obra ficcional con una cantidad de anécdotas tremendas escrito de una manera poética impresionante”, destacó el columnista sobre los géneros que Sarmiento cruzó para escribir este libro.

A modo de conclusión, Esteban desglosó el título completo de la obra, recurso literario que fue modificado en ediciones posteriores: “El título original era Civilización y barbarie. Vida de Juan Facundo Quiroga y aspecto físico, costumbres y hábitos de la República Argentina, ese es todo el texto del título y cuando vemos la portada del libro original se pueden apreciar varias faltas de ortografía porque es la utilización que hacía Sarmiento, que en esa época estaba en plena disputa por la ortografía y la gramática en español, que discutía con los académicos argumentando que la lengua escrita es una lengua muy móvil, los pueblos son dueños de la lengua y la tienen que adaptar al propio uso, él lo que quería era alfabetizar y que triunfara la civilización” .

Escuchá/descargá la columna completa: