“Retirarse de la versión original es un trabajo muy arduo y estimulante”

Canción sobre canción es un pequeño recorrido por la carrera de Fito Páez. Liliana Herrero eligió once canciones que interpreta de manera única.

Liliana Herrero presentó el álbum marzo y, por supuesto, está disponible para escuchar en las plataformas digitales. Canción sobre canción se suma a la gran lista de producciones que realizó la cantante desde 1987, su debut artístico, con Fito Paez como productor. La intérprete, que nació en Villaguay y luego se instaló en Rosario, eligió once canciones de toda la carrera del músico rosarino. La lista comienza con Giros y cierra con DLG; pasa por un clásico como Mariposa Tecknicolor y por otras grandes obras como Carabelas Nada, Tres Agujas y Ámbar Violeta, entre otras.

Paseo Inmoral dialogó vía telefónica con Herrero para conocer el proceso musical que llevó a la artista a elegir estas canciones: “Me parece que fue una intervención sobre un legado, que son este puñado de canciones que grabé de Fito. Son canciones preciosas. Podría haber elegido otras, o más, pero me gustan los discos breves. Además, me pareció que en esos once temas podía mostrar lo que quería decir, cómo había interrogado a esos temas, como había recordado cosas de nuestra amistad durante tantos años, nuestra vida en Rosario”.

Por otro lado, confesó que se dedicó a escuchar toda la obra de Páez, desde el '84 hasta el 2018: “Después quería acotar, me quedé con el tiempo del '84 al '99 y empecé a elegir. Me quedaron algunas que quería cantar pero tal vez no supe qué hacer. Un interprete tiene que tener la capacidad de producir un dialogo con la obra y buscar otro horizonte sonoro y texturas, de señalamiento de palabras, frases o líneas melódicas, por ejemplo. Por eso elegí esas once. Si tuviera que decir cuáles quedaron afuera, son muchas. Una de ellas fue Tumbas de la Gloria. Pero siempre existe la posibilidad de hacer un segundo disco”, y agregó: “la obra de Fito es una obra abierta, permite muchas visitas, interrogaciones, muchos senderos”.

La artista contó con la compañía de Pedro Rossi y Ariel Naón, en guitarra y contrabajo, respectivamente. Dos músicos que también estuvieron presentes en Imposible (2016). Antes de buscar en conjunto la forma de esa interpretación, Liliana aclaró que una vez elegido el repertorio decidió no escuchar más las versiones del compositor original: “Tomé esa decisión. Lo hice con todos los autores y autoras que he interpretado. Precisamente porque creo que la acción es acercarse y después retirarse. Son dos fuerzas que están muy presentes. Retirarse de la versión original es un trabajo muy arduo. Escuchar la versión original es necesario pero contraproducente. Es una tarea ardua y estimulante. Finalmente ahí está la capacidad o talento que uno tenga para hacer algo con ella.

Otro de los detalles que soltó sobre esta grabación involucra a dos músicos que marcaron el camino de Fito, Luis Alberto Spinetta y 'Charly' García: “En Ambar Violeta hay una cita a Spinetta muy fuerte de un tema que él no grabó que se llama Fuga. Lo cantó a capella para una película, creo. También hay un guiño a Charly García, a la canción Adela en el Carrousel. Ahí quise señalar lo que siempre dice Fito, sus grandes compañeros y maestros fueron Luis y Charly. Era necesario que esas pequeñas citas estén, las descubras o no, no tiene importancia. Hay otras que están más ocultas, como por ejemplo una secuencia melódica de Yakamoto, que es un músico que a Fito le gusta mucho. No sé si son 'condición' para escuchar el disco, están ahí y a mí me gustó hacerlas”, finalizó.

Escuchá/descargá la entrevista completa:

Paseo Inmoral, lunes a viernes, desde las 19hs.