Papelera Unión Platense: “Nos cortaron el gas y hace dos semanas estamos parados”

A pesar de los intentos gestionados por los trabajadores de la planta para negociar la deuda, Camuzzi les cortó el servicio y los deja inhabilitados para seguir produciendo.

La Papelera Unión Platense, la fábrica de Ringuelet recuperada tras la crisis del 2001, desde hace dos semanas que no produce luego de que Camuzzi les cortara el suministro de gas por una deuda que los trabajadores quieren negociar y pagar desde hace meses. Son 7 millones de pesos que la empresa exige que abonen en una sola vez y les niegan la posibilidad de un plan de pago. Los cooperativistas denuncian la posibilidad de un cierre definitivo: con boletas de servicios que superan los 8 millones de pesos mensuales, los tarifazos aplicados desde 2015 ponen en riesgo el trabajo de 60 familias asociadas y de otras 300 que dependen de esa producción.

José Mansilla, presidente de la cooperativa, estuvo en el aire de Rap de las Hormigas donde explicó la delicada situación que están atravezando: “Nos cortaron el gas y hace dos semanas estamos parados tratando de resolver el problema pero no tenemos respuesta de nada. He ido a hablar con la gente de Camuzzi porque reconocemos la deuda y queremos pagar. Pero no podemos pagar como ellos quieren, que es de un día para el otro todo lo que se está debiendo

En la actualidad la Papelera Unión Platense paga 5 veces más caras las tarifas de servicios, y la producción es la misma. De todos modos, si pudiesen acordar un plan de pago con Camuzzi y reactivar el trabajo, podrían reducir la deuda. Pero ante la negativa de la empresa, tampoco recibieron respaldo del Municipio local ni ningún otro funcionario. “Necesitamos que nos dejen trabajar e ir achicando la deuda de a poco para poder salir de este conflicto”, instó.

En abril pasado les cesaron el suministro de energía eléctrica por una deuda de 7 millones de pesos, pero pudieron negociarla. En los últimos tres años, en la empresa recuperada de Ringuelet, pasaron de pagar 250 mil pesos en energía eléctrica a un millón trescientos pesos. Según lo destacó Mansilla: “Para una empresa grande capaz que no es nada. Pero para nosotros que somos trabajadores, 7 millones es una fortuna”.

Escuchá/descargá la entrevista completa: