Nuevas acusaciones contra el cura Eduardo Lorenzo: “Cuando las victimas deciden hablar ya no hay vuelta atrás”

Se suman dos nuevos testimonios a la causa que investiga los abusos cometidos por el párroco de la Iglesia Inmaculada Madre de Dios de Gonnet.

La Unidad Fiscal de Investigación N°1 de La Plata, a cargo de la fiscal Ana Medina, recibió dos nuevas acusaciones por delitos de abuso contra el párroco de la Iglesia Inmaculada Madre de Dios de Gonnet, y ex capellán del Servicio Penitenciario Federal, el cura Eduardo Lorenzo. Se trata de un caso ocurrido en el año 1993, en la iglesia San Benito de Olmos, ubicada en la calle 200 entre 43 y 44, y de otro que tuvo lugar en entre los años 1999 y 2001, cuando Lorenzo era párroco de la Iglesia Nuestra Señora de Lourdes (calle 38 esquina 20. Al igual que la primera denuncia, efectuada en 2008 pero recién dada a conocer en 2018, las victimas decidieron preservar su identidad.

El periodista Daniel Satur, de La Izquierda Diario, que trabajó junto a Estefanía Velo en una serie de notas aparecidas en Pulso Noticias, estuvo en el aire de Rap de las Hormigas donde recordó el origen de la primera denuncia que se le hizo a Lorenzo: “Esa denuncia, que surge a mediados de 2008, la toma la fiscal Ana Medina, de la Unidad Fiscal N°1 de La Plata, y en pocos meses, evidentemente por aprietes y diferentes maniobras que se hace el arzobispado, en ese momento a cargo de monseñor Aguer, se archiva a los pocos meses, sin tomar pericias, sin tomar medidas de pruebas elementales y quedó todo en stand by, se le dicta una falta de mérito a Lorenzo y la causa queda archivada, y durante diez años ese caso no se tocó”.

Durante muchos años intentaron que se desarchive la causa y no se logro, hasta que a finales de 2018, principios de 2019, se enteran los padres de los chicos que van a la escuela Carmen de Tolosa que a Lorenzo lo iban a trasladar desde Gonnet a la iglesia de Carmen de Tolosa, enterados que había una denuncia contra él, pusieron el grito en el cielo, juntaron más de dos mil firmas y frenan ese traslado, a partir del momento que frenan el traslado y que se hace público el caso, ahí León decide contar su historia y decir quién era Lorenzo”, destacó el periodista antes de remarcar la importancia que tuvo el abogado Juan Manuel Gallego, responsable de impulsar la denuncia realizada por León: “A partir de que Gallego toma la causa logran que se desarchive y una vez que se desarchiva, Lorenzo vuelve a estar imputado y a partir de ahí comienzan a aparecer nuevos testimonios, nuevos denunciantes, ya no es sólo León en el 2008 en Gonnet, aparece Olmos en 1993 y la iglesia de Lourdes en el año 2000, esas son las novedades que tenemos estos días”.

A modo de reflexión, Satur señaló que “cuando las victimas deciden hablar ya no hay vuelta atrás, es decir, les costó años y hasta décadas poder romper ese silencio y ese temor, y cuando lo logran están decididas a ir hasta el final. Además de romper con la Iglesia desde el punto de vista espiritual, hay una decisión de decir estos fueron delitos graves, entonces hay que ir hasta el final. Una vez que uno habla, el otro se siente reconocido y también habla, empiezan a aparecer otras personas y relatan lo mismo, personas que no se conocían y que vivieron las mismas situaciones de abuso”.

Escuchá/descargá la entrevista completa: