La designación de Marisa Graham como Defensora de Niños, Niñas y Adolescentes cerca de ser ratificada

Grahan: «Tenemos que respetar los derechos consagrados en las normas nacionales e internacionales»

Recientemente la Cámara de Diputados aprobó la designación de Marisa Grahan como Defensora de Niños, Niñas y Adolescentes, cargo que estaba vacante desde el año 2005 cuando se creó la Ley. Ahora resta que sea ratificada en el Senado en los próximos días ¿Cuáles son las funciones?

En diálogo con La Pulseada Radio, Marisa Graham, explicó que la figura de Defensora del Niño, Niña y Adolescente, está establecida en el artículo 2 de la Convención sobre los Derechos del Niño, que «insta a los Estados a que creen organismos autónomos y autárquicos que supervisen y controlen  el cumplimiento de los derechos establecidos en la propia Convención».

«La Defensoría de los Derechos del Niño a nivel provincial y nacional es ésta figura que de algún modo tiene que velar por el cumplimiento de los derechos de los chicos chicas y adolescentes, establecidos tanto en la Convención como en las leyes nacionales y provinciales. Esta la Ley 26.061 de Protección Integral de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes, y también están las leyes provinciales de Protección que también establece ciertas garantías y mecanismos de protección» especificó la abogada.

Además la Ley Nacional de Protección, sancionada en el 2005, otorga al Defensor «facultades para litigar a favor de grupos de chicos o de casos individuales cuando son especialmente relevantes, aunque no siempre y no supliendo ni sustituyendo a otros», explicó.

«El rol de supervisión y control tiene que ver fundamentalmente con supervisar el funcionamiento de los sistemas de protección y promoción. Argentina tiene un desarrollo extendido del sistema de protección, y nos parece que habría que acompañar el fortalecimiento de algunos y favorecer algunas acciones para que puedan designarse figuras como la del Defensor Nacional en el resto de las provincias» completó Grahan. Cabe decir que hasta ahora sólo existen defensores del niño en cinco provincias.

Finalmente explicó otras funciones que le otorga la Ley: «Tenemos que tener la estructura para un espacio de escucha y de atención para asesorar a niños, niñas adolescentes y a sus familias y en todo caso, atender situaciones concretas, y también generar un espacio para escuchar a las organizaciones sociales que trabajan con niños y que contienen a esta población en el territorio, como los clubes de barrio».

El Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que funciona en Ginebra, saludó el proceso de selección de la bicameral en el concurso que culminó con la nominación en Diputados de Grahan.

«Las que nos dedicamos a los derechos de los niños tenemos una ventaja que tal vez las Defensorías del Pueblo como son mas abarcativas de distintos sectores vulnerables, tienen menos especialidad. Nosotros tenemos una especialidad muy concreta, entonces tenemos las recomendaciones, las observaciones, por lo cuál tenemos mejores oportunidades y mejores condiciones para hacer que nuestras recomendaciones se cumplan» reconoció.

Los derechos de la niñez en los medios de comunicación

La abogada sostuvo que el tratamiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes por los medios de comunicación es un punto que van a tratar. «Hay allí distintas vulneraciones a los derechos de los niños, en primer lugar la invisibilizaciones. Sólo aparecen cuando son víctimas de alguna situación o cuando son aparentemente victimarios. Nosotros tenemos que trabajar para que los medios de comunicación incorporen otra mirada en relación a los derechos de niños, niñas y adolescentes, y que incluso vuelvan a incorporar contenidos hechos por pibes y pibas» expresó.

«Tenemos incumbencia en este tema, sobre todo si hay un diario que vulnera algún derecho. Por ejemplo, mostrar imágenes de chicos sin consentimiento», agregó.

Sobre la baja de la edad de punibilidad

Uno de los debates presentes en el Congreso Nacional es bajar la edad de punibilidad, impulsada por el oficialiasmo.

Sobre esto, Marisa opinó: «Hay que decirle a la población una iniciativa que no sirve a los fines de lo que se pretende combatir, que es el índice de criminalidad. No es cierto que bajando la punibilidad, se baje el índice de criminalidad. Del mismo modo que no es cierto que aumentando las penas se baje ese índice. Está demostrando en el mundo que esos dos instrumentos, además de vulnerar derechos humanos, no son útiles para los fines que se persiguen teóricamente».

Escuchar/Descargar la entrevista a Marisa Grahan