Condenan a Mariana Gómez a un año de prisión en suspenso: “Hay una cultura del odio instalada que nos lleva a esta situación”

La acusaron de resistencia a la autoridad y lesiones graves contra una oficial de policía. Desde la defensa anticipan que apelarán la sentencia y advierten que se trata de un fallo lesbo-odiante.

En la jornada del viernes 28 de junio, Día Internacional del Orgullo LGTB+, el Tribunal Oral Federal N° 6, que preside la jueza Marta Yungaro, dictaminó una pena de un año y pago de costas judiciales para Mariana Gómez, la mujer que en octubre de 2017 fue increpada por un empleado de Metrovías en la estación de Constitución, por estar fumando en un área supuestamente prohibida, para luego ser reducida y arrestada por una oficial de la Policía de la Ciudad. Los cargos que se le imputaron fueron resistencia a la autoridad y lesiones graves pero de acuerdo a la versión de Gómez y su esposa, Rocío Girat, se las hostigó por lesbianas.

Girat se enlazó vía telefonica con el aire de Rap de las Hormigas donde manifestó su desencanto frente al curso que tomó el proceso judicial conducido por la jueza Yungaro: “No podemos creer que haya pedido una sala más grande para que entremos más personas, sabiendo que estaba lleno de organizaciones, comisiones de derechos humanos y compañeras feministas, solamente para que todos y todas los que estábamos ahí vieran como Marian se llevaba una condena, para que vean como condenaban a todo el colectivo”.

Esa situación de provocación constante que vivimos en toda la causa habla de un sistema judicial sin perspectiva de género, habla de la Ley Micaela sin aplicarse en lo absoluto, en todo el proceso Marian fue «el imputado», la fiscal cuando le hablaba se dirigía a ella como masculino, diciéndole Mariano, es muy grave que desde el sistema judicial no se estén respetando derechos que ya están patentados”, se lamento la esposa de Gómez.

El viernes 5 de julio se darán a conocer los argumentos para la condena mientras la defensa ya anunció que apelará la decisión del tribunal que encabeza la jueza Yungaro. Según lo expresó Girat al cierre de la entrevista: “Nosotras no hablamos de un fallo ni de una justicia lesbofobica, nos encantaría que fuera una fobia y que se pudiera tratar, hablamos de odio, hay una cultura del odio instalada que nos lleva a esta situación, a que Marian sea la condenada, a que Marian sea la visible de esta pareja y que tenga que cargar el peso”.

Escuchá/descargá la entrevista completa: