Un gaucho cordobés

Matías Esteban nos introduce en la vida y obra del escritor Hilario Ascasubi, uno de los pilares de la literatura gauchesca.

Nacido en la localidad de Fraile Muerto, provincia de Córdoba, el 14 de enero de 1807, Hilaro Ascasubi fue un escritor que tuvo una vida plena de aventuras al mismo tiempo que creció ligado al mundo de las letras. Era dueño de una fama de personaje excesivamente burlón y fue también el responsable de los poemas El gaucho Jacinto Cielo, Paulino Lucero, Santos Vega y Aniceto el Gallo, títulos de peso dentro de la corriente de la literatura gauchesca.

Matías Esteban, docente, escritor y agitador literario, se sumó a la mesa de Rap de las Hormigas donde compartió los conocimientos recogidos en la biografía que Manuel Mujica Lainez le dedicó a Ascasubi titulada Vida de Aniceto el Gallo: "Ascasubi nace vagabundo, andariego, dando vueltas por el interior de la Nación allá por la posta de Fraile Muerto, el lugar que después fue Bell Ville, dice Mujica Lainez que nació en una carreta, en el medio del traqueteo, en el camino, que de alguna manera es su vida" .

La vida de Ascasubi está plagada de mitos, el misterio no sólo envuelve su nacimiento sino que se propaga en su adolescencia donde el relato sugiere que fue raptado por un corsario y obligado a oficiar de marinero en un barco de bandera portuguesa durante cinco años, luego termina preso en Portugal y logra escapar: "Toda una serie de aventuras que tienen que ver con su juventud y que van marcando lo que vendría después en su mirada de la gauchesca" .

De vuelta en Argentina, se enlista en el ejercito Unitario donde hizo carrera como militar retirándose con el grado de teniente coronel, posicionamiento político que más tarde volcó en su producción artística: "El va a mostrar la violencia política de los federales y de Rosas en particular, lo que denunciaban los unitarios, lo muestra de un forma muy oscura, con una risa totalmente oscura donde muestra la violencia de los otros, es todo ese recorrido, no es solamente reírse por reírse".

Según lo refiere Esteban, la estrategia enunciativa de Asacasubi consiste en utilizar diferentes seudónimos para hacer hablar a sus gauchos con un tono humorístico, de una forma satírica, para criticar a las figuras políticas de su tiempo con las que no simpatizaba.

Escuchá/descargá la columna completa: