San Miguel del Monte: "Los testimonios coinciden que oyeron disparos"

Cuatro jóvenes murieron tras un accidente automovilístico resultado de una persecución policial.

La justicia investiga los hechos ocurridos en la madrugada del lunes en la localidad de San Miguel del Monte donde cuatro personas perdieron la vida, y una quinta quedó hospitalizada, al estrellarse el automovíl Fiat 147 en el que viajaban mientras eran perseguidos, y presuntamente baleados, por dos móviles de la policía bonaerense. Las victimas fatales fueron identificadas como Gonzalo Domínguez (14), Camila López (13), Danilo Sansone (13) y Aníbal Suárez (22), en tanto que Rocío Gugliarello (13) permanece hospitalizada en el Hospital de Alta Complejidad El Cruce de Florencio Varela.

Dora Bernardez, abogada querellante de las familias Domínguez y López, se enlazó vía telefónica con el aire de Rap de las Hormigas donde explicó los avances de la causa y fue categórica a la hora de señalar que las autopsias de los menores, realizadas en cede judicial en Lomas de Zamora, demostraron que uno de los menores tendría un impacto de bala, y que la pericia que Gendarmería efectúo al vehículo en el que se desplazaban muestra tres impactos de bala, lo cual contradice la versión oficial que niega haber disparado contra los jóvenes.

Según lo referido por Bernardez hubo un llamado a la comisaria por parte de un vecino del barrio Montemar que decía haber escuchado ruidos y ladridos de perro en las cercanías de su hogar, la policía se acercó y al no constatar la presencia de nada extraño realizaron una recorrida por las inmediaciones y ahí se topa con el auto de los chicos: "La policía los considera sospechosos y les da la voz de alto, los chicos hicieron caso omiso del llamado y comenzaron una fuga, la policía dice que fue un seguimiento con sirenas y balizas pero nos encontramos con infinidad de testimonios que coinciden que oyeron disparos" .

Entre los elementos que complican la situación de los efectivos policiales, la abogada destacó el aporte de una vecina que recogió cuatro casquillos de balas y que van a ser periciados para determinar si corresponden a las armas secuestradas. Asimismo, Bernardez dijo que "por otro lado están las cámaras de seguridad donde se ve la persecución, a muy alta velocidad, y se ve claramente el torso de uno de los oficiales que se asoma por la ventanilla con una imagen de apunte al 147" .

Al cierre de la jornada, el Ministro de Seguridad Bonaerense, Cristian Ritondo, reconoció que si hubo disparos y desplazó de su cargo a 12 efectivos policiales. La causa se encuentra a cargo de Lisandro Damonte, titular de la Fiscalía N° 1 de Cañuelas

Escuchá/descargá la entrevista completa: