Marta Ramallo: "Lucharemos por verdad, justicia y memoria"

Facebook Buscamos a Johana
Facebook Buscamos a Johana

Luego de que se levante el secreto de sumario en la causa y que la familia diera a conocer que los restos encontrados en Berisso pertenecen a Johana Ramallo, se realizó este domingo una masiva movilización para reclamar memoria verdad y justicia.

Johana Ramallo, joven que se encontraba en situación de prostitución, fue vista por ultima vez el 26 de julio de 2017 en la esquina de 1 y 63 en la ciudad de La Plata. Desde ese día su familia y las organizaciones que la acompañan no han dejado de buscarla y de denunciar que fue secuestrada por una red de trata que opera en la ciudad.

Recientemente la justicia confirmó que algunos de los restos hallados en Berisso pertenecen a la joven. La familia había decidido esperar un tiempo para hablar con la idea de no entorpecer las acciones judiciales, ya que la causa entró en secreto de sumario el pasado 30 de abril.

Este domingo al cumplirse un año y diez meses de la desaparición de Johana, organizaciones y amigxs salieron nuevamente a las calles como cada 26, para reclamar, ya no la aparición con vida, sino "memoria, verdad y justicia". Una vez más, la consigna fue "el Estado es responsable".

La movilización partió de 1 y 63 donde se la vio a Johana por última vez y llegó a la Casa de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires donde leyeron un documento en el que apuntaron contra la gobernadora María Eugenia Vidal y el intendente Julio Garro por no poner ninguna herramienta a disposición de la búsqueda de Johana. "Ni Garro ni vidal quieren desarmar las redes de trata que funcionan a la vista de todes nosotres" denunciaron.

"Hoy es un 26 muy distinto a todos los que veníamos llevando. Hoy a 22 meses, nos encontramos pidiendo memoria, verdad y justicia por Johana. Lamentablemente recibimos las peores de las noticias el día 30 de abril" relató Marta Ramallo, mamá de Johana.

"Hoy todos somos Johana. No tenemos que permitir que sigan desapareciendo a nuestras pibas, no tenemos que permitir que haya un Estado cómplice, proxeneta y patriarcal para nuestras pibas. Y lo tenemos que hacer saliendo a la calle. Esta lucha no me va a tirar a mi en una cama, sino que me voy a poner de pie una y mil veces más. Lucharemos por verdad, justicia y memoria" concluyó entre lágrimas.