Firpolar: ínfimos frente a un inmenso amor

En su primer trabajo discográfico, el cuarteto imbrica guitarras y secuenciadores para sumergir al oyente en una marea de sonoridades altamente bailables.

Ínfimo e inmenso es el título del disco debut de Firpolar, combo integrado por Aled Boonstra en sintetizadores y voces, Joaquin Horacio Perez en batería, Lucas Soldavila en guitarra y voces, y Rodwin Boonstra en bajo voces. Las seis canciones que componen este material fueron grabadas en diferentes estudios, Montania y Del Naranjo entre los más destacados, y mezclados por Gastón Le, del grupo Un Planeta, quien también se hizo cargo de la producción artística del disco. La masterización corrió por cuenta de Ariel Schlichter.

Tal como lo refleja la portada, diseñada por Juan Pablo Mapeto, la mira del álbum está puesta en la superposición de texturas, la paleta sonora abarca guitarras de impronta funky, sintetizadores de factura ochentosa, y una marcha popera que propicia el movimiento corporal. Musicalmente es posible ubicarlos en algún lugar entre Bruno Mars, Miami Horror y el primer U2. En cambio, su poesía sigue la línea de Moura y Dargelos, aunque advierten a los desprevenidos: «Después de tanto tiempo, mi linaje ya cambió, somos frases muertas en una canción«.

El disco fue elegido por Francisco Altamiranda y Ariel Zarranz para la degustación sonora de todos los viernes en Rap de las Hormigas. A la hora de hacer una semblanza, Zarranz dijo: «Me remite al baile pero me parece que no es de esos discos pop que estamos acostumbrados a escuchar por acá, la sonoridad me hizo acordar a Bruno Mars, un artista actual pero con un sonido recontra vintage, un sonido compacto, y a la vez tiene estructuras y armonías que se salen de esa lógica y que sorprenden«. Quienes deseen deleitarse con esta obra pueden buscarla en todas las plataformas digitales donde hizo su desembarco el pasado 12 de abril.

Escuchá/descargá la entrevista completa: