Aunque ya nadie sepa escuchar

Sánchez Viamonte sorprende con un disco donde la urgencia del decir cede paso a la palabra justa.

Media docena de canciones le bastan a Carmen Sánchez Viamonte para dejar en claro que callarse ya no es una opción, el universo que construye en Eva retoma la instrumentación mesurada de su trabajo anterior y lo dota de nuevas capas de sensibilidad, de picardía, de inteligente hartazgo. La joven cantautora platense se despacha con un material donde su particular voz vuelve a cautivar y el uso de la palabra conmueve a la vez que incomoda.

Eva fue seleccionado para la degustación sonora en Rap de las Hormigas donde Ariel Zarranz compartió sus impresiones al respecto: "Musicalmente pareciera que este disco es una suerte de continuidad de Episodios del deshielo, su anterior disco, se parece bastante en las armonías, en esa búsqueda melódica interminable de Carmen, en el formato intimo y reducido de las canciones, sin embargo Eva tiene una concepción diferente en el discurso, en la manera de decir las cosas, en la forma en que se escribió".

"En el disco anterior estaba todo focalizado en una necesidad de decir las cosas de una forma más catártica, tal vez como pidiendo más explicaciones, teniendo más preguntas que respuestas... pero en Eva hay una sensación de más claridad a la hora de escribir, a la hora de las palabras" , destacó Zarranz de esta placa, que fue presentada recientemente en sociedad en la Sala A del Centro Cultural Estación Provincial de La Plata.

Todas las canciones de Eva fueron escritas y grabadas por la propia Carmen, el material fue registrado, mezclado y masterizado en El Gallinero Estudio por Fermín Irigoyen, y contó con producción artística y arreglos a cargo de Juan Pedro Lucesole, Fermín Irigoyen y Carmen. El diseño de la portada es de Elisa Portela, la modelo es Milagros Agüero y la tipografía corresponde a Gera Echeverría.

Escuchá/descargá la entrevista completa: