Conflicto en Línea Este: «Son trabajadores presos por una causa inventada»

Cuatro chóferes de la empresa de ómnibus fueron detenidos a raíz de una causa que lleva dos años archivada. Denuncian que se trata de una medida aleccionadora por haber organizado la lucha sindical en 2016.

Entre el pasado miércoles 5 y jueves 6 de abril, cuatro trabajadores de la Línea Este fueron detenidos en el marco de una causa por «delitos de coacción agravada» impulsada por la fiscal Virginia Bravo de la Unidad Funcional de Instrucción Número 7 de La Plata. Frente al desamparo sindical, ex compañeros de trabajo llamaron a una conferencia de prensa en el anexo de la Cámara de Diputados para visibilizar el caso y exigir que se los libere.

Daniel Figueredo, uno de los ex trabajadores de la Línea Este que lleva adelante el reclamo por los detenidos, estuvo en el aire de Rap de las Hormigas donde expresó que sus compañeros no recibieron ninguna notificación previa así como tampoco fueron llamados a declarar ni tuvieron acceso a la consulta con abogados: «Directamente se los llevaron detenidos de la casa”.

«No sabíamos por qué los habían detenido, los abogados pudieron averiguar que había una causa paralela, hecha por un chofer, que denunció robo de la llave de un micro, en uno de los días que estabamos en manifestación ahí en 7 y 50, ahora la fiscal lo que hace es agravar la causa para poder darle más intensidad a esto, hace dos años que esta la causa, pensamos que esto es para amedrentar a las protestas sociales porque la empresa manifestó que no está interesada en impulsar ninguna denuncia«, graficó Figueredo.

El entrevistado recordó que en octubre de 2016 protagonizaron una huelga de más de seis meses durante el proceso de quiebra de la ex Línea 7 y el traspaso de la zona este a Unión Platense: “Estuvimos ocho meses trabajando en condiciones deplorables, jornadas laborales de 16 horas por día, sin baños. A raíz de eso nos organizamos para tener delegados y a partir de ahí empezó el conflicto. Echaron a los cinco que habíamos empezado para organizarnos y hubo dos represiones. Fue muy duro”.

«Los chicos están presos y la verdad es que la están pasando muy mal, son trabajadores que de golpe y porrazo están presos por una causa inventada es muy fuerte para ellos, para la familia, para todos«, concluyó Figueredo.

Escuchá/descargá la entrevista completa: