Las mujeres indígenas en el 33° Encuentro Nacional de Mujeres: “A través de la plurinacionalidad estamos pidiendo derechos”

Los días 13, 14 y 15 de octubre se realizó el 33° Encuentro Nacional de Mujeres en la Ciudad de Trelew, Provincia de Chubut. La referente indígena Juana Antieco habló sobre las luchas y procesos organizativos de las mujeres en pos del reconocimiento de los derechos indígenas y la importancia de que el Encuentro sea declarado plurinacional,

En comunicación con La MareaJuana Antieco, mujer mapuche de la comunidad de la costa de Lepa y miembro del Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir se refirió a la importancia de que el Encuentro sea declarado plurinacional, como una forma de visibilizar sus identidades étnicas femeninas y su pertenencia a pueblos indígenas, que buscan diferenciarse cultural y políticamente dentro del Estado-Nación argentino.

La participación de las mujeres indígenas en los Encuentros Nacionales de Mujeres, ha permitido generar espacios de encuentro y articulación política para realizar cuestionamientos críticos en la lucha contra el colonialismo y el patriarcado; denunciar las prácticas violentas, la impunidad, la discriminación, la desigualdad, el racismo y la violación a los Derechos Humanos, que diariamente viven en los distintos territorios de la Argentina.

Antieco sostuvo que “existe desde hace mucho tiempo el taller de mujeres de pueblos originarios. Pero teniendo en cuenta una historia de mucho tiempo de despojo, de estar invisibilizadas, de estar perseguidas, de que las mujeres indígenas nunca podemos estar en estos espacios grandes de debate. Y no es una cuestión de que no tengamos capacidad de estar, de parlamentar, de discutir y de proponer, sino que tiene que ver con lo empobrecidos que estamos en las comunidades”. Además indicó que uno de los retos que tiene las mujeres indígenas, es que cada vez haya más mujeres que se empoderen en los distintos escenarios políticos organizativos y para promover su participación y liderazgo en la defensa de sus derechos.

En este sentido, se refirió a su militancia y compromiso por abrir y mantener escenarios que permitan participar en la vida política y constituir un movimiento de mujeres indígenas que sea el portavoz de esas luchas colectivas. “Aparte de ser Mapuche, pertenezco al movimiento de mujeres indígenas desde que se empezó con el relevamiento de naciones originarias que hay. Hicimos un relevamiento de aproximadamente 36 naciones originarias. Así que con ese compromiso de poder llevar la voz y ser la voz de las hermanas que no pueden llegar, que no pueden hablar, que a veces no pueden hablar porque algunas no son hispanoparlante”, expresó.

 

Queda claro que las diferencias culturales son importantes a la hora de plantear agendas colectivas desde el movimiento de mujeres y se vuelve necesaria la apertura de espacios y lugares para que las mujeres originarias se expresen en las múltiples maneras que elijan.
La referente indígena destacó que “a través de la plurinacionalidad estamos pidiendo derechos”, al tiempo que reafirmó la necesidad de reflexionar sobre el peso de la memoria ancestral, la cosmogónica y los rituales que guían procesos como la reafirmación de la identidad, la reconstitución de sus autoridades, la restitución de sus territorios y que establecen la conexión entre la práctica política y la forma de ser y pensar. Ello realizado desde una mirada no sólo individual sino comunitaria y que está presente trasversalmente en la lucha de las mujeres indígenas.

Para Antieco se trata de “plantear la plurinacionalidad del derecho, tener el derecho de cruzar la frontera con mi medicina porque soy Mapuche”. Se trata entonces de defender el derecho a la autodeterminación como pueblos indígenas, para decidir sus propias formas de gobierno, perseguir sus formas de desarrollo económico, social y cultural, y estructurarse libremente sin injerencias externas.
Sobre estas bases se desarrolló el taller N° 42 bajo el nombre “Mujeres y autodeterminación de los pueblos”, que tuvo lugar por primera vez en este encuentro N° 33 y que situó la realidad de las mujeres indígenas en la defensa de sus territorios y cultura, reconociendo el papel que tienen en sus comunidades para comprender las múltiples violencias que las atraviesan.

Para Antieco los Encuentros Nacionales de Mujeres “han generado cosas muy importantes que han significado y han forzado leyes hacia las mujeres. Entonces creemos que es un movimiento en el que nosotras tenemos que estar, porque en algún momento que generar conciencia colectiva como para que nuestros temas que hoy nos preocupan y que nos están matando, sean puestos en la agenda política de este país y se puedan convertir en leyes”.

Escuchar/Descargar la entrevista completa

La Marea, viernes de 17 a 19 hs.