Una charla con Carlos Aguirre

El compositor y pianista repasó su último trabajo discográfico, habló de sus influencias y del sello Shagrada Medra, que hace más de 20 años creó en la ciudad de Paraná.

Luego de mucho tiempo, Carlos Aguirre regresó a La Plata acompañado por el músico israelí Yotam Silberstein. En la Sala 420 presentaron un repertorio de músicas compartidas que “no tienen una identidad muy definida en cuanto a lo folklórico, ni una geografía específica”, aclaró el músico entrerriano en dialogo con Cacodelphia.

La última vez que el pianista se presentó en la ciudad había sido en la sala Piazzolla del Teatro Argentino, donde interpretó un repertorio propio y ajeno de canciones del litoral. Seis años después de aquel concierto regresó acompañado de Silberstein,  joven guitarrista israelí radicado en Nueva York. “Con Yotam estamos grabando un disco que en esta gira vamos a ir adelantando junto a otras cosas que hemos tocado el año pasado”, contó.

“Nos conocimos gracias a Andrés Beeuwsaert pianista de Aca Seca que le mostró algo de mi música cuando en el 2014 Yotam llego por primera vez a la Argentina para ser parte del Festival de Jazz de Buenos Aires. Así Yotam conoció mi música y al año siguiente cuando llegué a Nueva York nos conocimos y tuvimos la oportunidad de tocar juntos. Y desde entonces teníamos ganas de grabar un disco”, agregó.

“Para este trabajo compusimos toda una serie de músicas nuevas. Se trata de músicas abiertas, que no tienen una identidad muy definida en cuanto a lo folklórico, no tienen una geografía específica. Se trata de un repertorio que tiene que ver con el encuentro de dos personas que vienen de lugares bien diferentes y con culturas bien diferentes. Y eso es lo lindo, porque es un encuentro muy enriquecedor, porque aprendo de todo el universo que Yotam trae y los dos intentamos acercarnos a esas dos culturas. Y de ese modo me olvido de mi trabajo, que habitualmente está relacionado con el folklore y, me pongo en una sintonía un poco más universal”. describió Aguirre.

Calma

En noviembre del año pasado Carlos Aguirre presento “Calma”, un disco grabado a partir de un trío de piano, batería y contrabajo que el pianista construyó con Fernando Silva y Luciano Cuviello. “Se trata de un disco que es fruto de mucho tiempo de trabajo, de muchos meses de ensayos trabajando sobre determinados conceptos”, detalló el músico, “a lo largo de estos cuatro años fuimos configurando un repertorio de canciones que yo había hechos previo a reunirnos y otras que surgieron después del encuentro”. De ese modo “fuimos encontrando un repertorio que nos obligo a serenarnos y a encontrar un lenguaje bien austero”.

El disco contiene siete canciones que fueron registradas en el Teatro Independencia de Mendoza, “aunque no se trata de un disco en vivo” aclaró. “Lo grabamos allí porque esa sala tiene uno de los pianos del país que más me gusta. Ahí estuvimos un par de noches desde muy tarde, porque solo podíamos grabar cuando se calmaba el ruido de la calle”, describió.

“Calma” cuenta con la participación de Claudio Bolzani, Marcelo Petetta y el Mono Fontana: “Queridísimos y admirados amigos que pusieron su energía y su creatividad apostando al disco”.

A diferencia de otros trabajos en esta nueva producción el pianista prescindió de la palabra y a través de la mixtura de un jazz con ecos folklóricos intentó “narrar solo desde el sonido” contó y aclaró que “siempre es un desafío encontrar un hilo conductor y relatar desde esos lugares”.

Al consultarlo como recibe ser considerado una influencia para toda una nueva generación de músicos del litoral, Carlos Aguirre explicó que “de alguna forma todos nos influenciamos (…) lo que honestamente sucede es que hay un intercambio permanente entre las distintas generaciones”. “Tengo la dicha de participar aquí en Paraná de varios proyectos con músicos más grandes y más chicos que yo, y de toda esa situación aprendo y me siento influido por compositores que están intentando una nueva lectura de estos paisajes”, apuntó.

Shagrada Medra

Se trata de un proyecto cultural que surge hace más de veinte años en la ciudad de Paraná, con la necesidad de crear un catálogo que diera cuenta de diferentes expresiones musicales de la región. “El sello es una gran oportunidad para mí de conocer algunos chicos que están haciendo cosas barbarás”, contó Aguirre y mencionó entonces a muchos músicos y autores que el sello por estos días está por sumar a su catálogo. “Sebastián Benassi, pianista de San Jorge, Provincia de Santa Fe, acaba de sacar su segundo disco de piano. Es un pianista de una solida formación que en este disco trabajo sobre ritmo folklóricos, pero como un universo armónico muy frondoso”, contó.

Así mismo mencionó al dúo que componen Silvia Salomone y Alfonso Bekes “ella es cantante y compositora y él un gran guitarrista y compositor y juntos conforman un dúo muy fino a través de cual abordan nuestro cancionero popular y muestran también su trabajo compositivo. Flores de la noche, su primer trabajo discográfico registra cinco canciones con autoría de Salomone y tres de Bekes, junto a versiones de Ramón Ayala, Chacho Müller, Fernando Cabrera, Daniel Maza y Eduardo Mateo”.

“Hace muy poquito salió un disco de canciones de Luis Barbiero”, siguió Aguirre recomendando autores, músicos y compositores que son parte de Shagrada Medra. “Barbiero es un compositor y flautista de Paraná, que viene trabajando mucho en obras sinfónicas, pero en los últimos años abrió su paleta de composición hacia la canción y la verdad que nos sorprendió” expresó, “su primer disco, Vals de papel, cuenta con once canciones y un tema instrumental”.

Carlos Aguirre destacó también “Creciente” el primer disco solista de Claudio Bolzani.El cantante y guitarrista integra un trío que se llama Luz de agua, que realizó un trabajo completo sobre la poesía de Juan L Ortiz”, detalló. Y destacó finalmente la nueva producción del compositor paranaense Sebastián Macchi, “quien desde su piano interpretó algunas versiones del cancionero folklórico argentino y un muestreo de sus propias composiciones”.

De ese lindo abanico de producciones que van surgiendo, adelanto una trilogía que está terminando de grabar Lilia Salzano, “una pianista enorme que está grabando toda la obra de piano del compositor Carlos Guastavino”. Y contó también que la cantautora chilena Teresa González está terminando de registrar un material “muy original y muy personal”.

Escuchá/descargá la entrevista completa: