Ronda de mujeres: un espacio para deconstruir la heteronormatividad

Son productoras del cordón frutihortícola platense, durante la semana trabajan en las quintas y en el finde se encuentran para «cortar con la rutina y hacer cosas que nos gustan».

Antonella y Janet, trabajadoras de la economía popular pertenecientes a la rama rural del Movimiento de Trabajadores Excluidos, visitaron el programa El Mate Compartido junto a Soledad, investigadora del CONICET, para contar en qué consiste la ronda de mujeres y visibilizar sus experiencias en el sector.

«Son momentos que compartimos entre compañeras, donde nos ayudamos en situaciones de violencia de género«, expresó Janet. También agregó que «el área de género nos sirve como lugar de contención y estamos acompañadas por las chicas de Mala Junta, colectiva feminista de Patria Grande«.

Antonella, la joven promesa del MTE rural -aseguran-, problematizó sobre los roles impuestos desde pequeña en su casa: «Desde que era chiquita mi mamá me enseñó que la mujer debe barrer, ordenar su hogar, ocuparse de los chicos, atender al marido; a mí nunca me gustaron esas tareas, sino que tengo otra visión de mi futuro«.

 

Escuchá/descargá la entrevista completa: