Ajuste selectivo y gasto fantasma en provincia

Se presentó el "Informe presupuestario y fiscal", una herramienta contable que evalúa el presupuesto de la provincia de Buenos Aires en el ciclo 2017. Los resultados sugieren recortes en salarios, obras públicas y educación, y una falta de certeza para justificar el destino de los fondos contraídos en deuda por la gestión bonaerense.

Paula Belloni, coordinadora del Instituto para el Desarrollo Economico y Social de Buenos Aires (IDESBA), dialogó con RAP, donde hizo su balance del "Informe presupuestario y fiscal". En primer término Belloni señaló que "en relación al año pasado, observamos que hay partidas que se agrandan y hay partidas que se achican, por eso es que a los informes que estuvimos trabajando les llamamos ajuste selectivo".

"El presupuesto de la provincia, si bien en principio puede ser un elemento contable, en realidad es un elemento político que da cuenta de las prioridades, entonces cuando uno empieza a ver a dónde se dio ese ajuste selectivo lo que es que se dio en la mayoría de los bonaerenses porque recayó en lo que es aumentos de salarios estatales, que crecen menos que el resto de las partidas y menos de lo que fue la inflación", refirió Belloni.

La referente de IDESBA señaló "el gasto de los estatales, la obra pública y educación" como las principales áreas afectadas por el recorte. En comparación a las finanzas de Nación, Belloni expresó que "la provincia de Buenos Aires también se endeudó enormemente y eso hace dos cuestiones: una es ¿para qué se usó ese endeudamiento? y el otro es un problema más del mes a mes, que tiene que ver con los intereses que estamos pagando que se incrementó un montón, el año pasado la deuda se incrementó un 60% y los intereses un 62%".

A modo de cierre, Belloni planteó una incertidumbre respecto al destino de los fondos contraídos con el endeudamiento:"Si nos preguntamos en qué se gasto ese dinero el año pasado, en los ejes que durante la campaña dijeron que se iba a gastar no se gastó, en obra pública no se gastó, se sub ejecutó, hasta el tercer trimestre se había ejecutado solamente un 7% de la obra pública, finalmente terminó el año bajando el monto que se había prometido gastar en deuda, con ajustes en áreas claves como educación, salud, universidades, ciencia y técnica, entonces es una incógnita en qué se está gastando el dinero enorme sobre el cual nos estamos endeudando".