Marta Gómez: “Colombia no está listo para perdonar”

La trovadora colombiana paseó su gira “Para la guerra nada” por Mendoza, Buenos Aires y en la ciudad de La Plata, donde el sábado en el Galpón de Encomiendas y Equipajes de La Grieta, presentó un concierto para toda la familia. Antes de ese encuentro conversó en Cacodelphia sobre sus trabajos dedicados a los más pequeños.

15027787_10154589872060928_7167331096740772496_nEn la previa de su visita a La Plata, Gómez conversó en Cacodelphia sobre sus trabajos dedicados a los más pequeños (“Coloreando”, que le valió un Grammy en la categoría de Música Infantil y el disco doble “Canciones de Sol y de Luna”), repaso su relación con Argentina y su proyecto “Para la guerra nada”. Sobre sus dos discos infantiles aseguró que en ellos se encuentran “canciones tradicionales que acompañaron mi niñez y otras inspiradas en el momento difícil de ser mamá”. Atravesado por diferentes ritmos folclóricos, la cantora aborda el amor, el respeto y la solidaridad. A través de distintos personajes buscó “contar historias, para que ellos desde pequeños empiecen a pensar y sentir desde la música, cosas que pasan a su alrededor y que cambian su mundo”. A la hora de componer, ya sea para adultos o para los más pequeños, aseguró “que siempre digo lo que pienso y en ese pensar está mi mirada política y social” así es “la música que me gusta escuchar y la que me gusta componer, que contiene lo que me duele y me alegra de este mundo”.

En su visita anterior, la compositora e intérprete colombiana presento en nuestra ciudad “Este instante”, un trabajo editado como casi todos sus discos por Aluna, su propio sello discográfico, que cuenta con un repertorio de canciones propias, del cual participaron artistas como la cantante española Martirio, Andrea Echeverri, insignia del rock colombiano y la clarinetista israelí de jazz  Anat Cohen. Su séptimo álbum solista está compuesto por temas inspirados en mujeres que en estos tiempos difíciles “es necesario conocer” dijo. Al ritmo de cumbia, carnavalito, currulao y armonías de jazz relata lo que viven “las mujeres que trabajan en el basurero de Ciudad de Guatemala, el más grande de Centro América; la injusticia que sufren las comunidades tejedoras de América que reciben casi nada por las artesanías que en el extranjero se venden a precios desorbitantes; hasta la violencia que en su círculo nos involucra a todos”. Esas canciones señaló “aparecieron de manera natural, no me di cuenta cuándo me inspiraron tanto las historias de esas mujeres, es muy curioso, y no lo note hasta que alguien me lo hizo saber”.

Al momento de pensar culturalmente el continente, la cantante y compositora sostuvo que “Latinoamérica es impresionante”, y que sus ojos están puestos en Argentina y Chile, los países, a su criterio, más grandes de la canción. La música Argentina “la escucho desde niña y es debido a mí maestra de canto a quien le gustaba mucho la música de este país. Crecí cantando música coral argentina en el coro del Liceo Benalcázar, en la ciudad de Cali, mi infancia fue marcada por María Elena Walsh y por mis padres escuchando tangos y boleros. De chica escuche mucho a Piero, León Gieco y a Mercedes Sosa y de adolescente a Charly García, Fito Páez y a Luis Alberto Spinetta. Argentina sigue siendo dentro de la canción y de la poesía, un nicho de cantores y cancionistas inagotables”, declaró. “Argentina está más en mi que cualquier otra música” y en ese sentido dijo “más que caribeña soy andina, me gusta más la música de los andes, que el ballenato y la cumbia colombiana”.

Para la guerra nada

10622851_1249232335135028_2159279633205680169_n“Fue muy doloroso y muy triste que se haya votado por el No, habíamos estado cantando con Alejandro Lerner, Piero y León Gieco, animando a la gente para que votara por el sí, por la esperanza y el perdón, pero Colombia no está lista para perdonar”, dijo en Cacodelphia la cantautora Marta Gómez sobre el histórico acuerdo de paz acordado entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, rechazado en las urnas por el pueblo colombiano. “Por eso veo con mucha esperanza la decisión del Presidente de aprobar el plebiscito sin consulta popular, cambiando algunos pocos puntos del acuerdo, ya que es necesario hacer algunas concesiones, porque es imposible que la guerrilla se desarme bajo ninguna garantía”.

El sábado pasado en La Habana, el Presidente Santos y las FARC anunciaron un “nuevo Acuerdo Final para la terminación del conflicto armado, que integra cambios, precisiones y aportes de los más diversos sectores de la sociedad”, según un comunicado conjunto. Ese proceso de paz que busca acabar con medio siglo de lucha armada, Gómez describió que estaba al momento del plebiscito “muy avanzado, los niños habían salido ya del monte, se habían entregado parte de las armas, fue entonces muy triste que la gente no quiera perdonar”. Y lo más triste aseguró la cantora “es que quienes no están dispuesto a perdonar son las personas de las ciudades que nunca han sufrido la guerra en forma directa”.

Luego de interiorizarse acerca del conflicto entre Israel y Palestina la cantautora radicada en Barcelona (España), lanzo la campaña que impulsa a favor de la paz mundial, “Para la guerra nada”. Un proyecto musical que “nació inspirado en ese histórico conflicto entre israelíes y palestinos, pero por supuesto, se puede relacionar con cualquier tipo de guerra, porque nos dan muchas escusas, pero no hay realmente razones de fondo para una guerra, más que el poder, la ambición y la maldad”.

Luego de reflexionar sobre el drama que se vive en Medio Oriente debido al conflicto árabe – israelí, Gómez escribió un mensaje a sus seguidores en Facebook preguntándoles cuáles pensaban que eran los mejores inventos de la humanidad. A la vuelta de correo recibió entonces un centenar de respuestas que se convirtieron en la canción Para la guerra nada.

“Para el viento una cometa/ para el lienzo un pincel/para la siesta una hamaca/para el alma, un pastel/ para el silencio una palabra/ para la oreja un caracol/un columpio pa´la infancia y al oído un acordeón/ para la guerra nada”. Estos fueron los versos que “por consejo de mi compañero, envié a muchos amigos sin sospechar nunca lo que podía pasar con ellos” contó sobre el tema que fue interpretado por León Gieco, Piero, Mariana Baraj, María Mulata, Paula Neder y Pala, entre otros muchos artistas. “Sé que es una frase un poco ingenua, pero muy directa, sin tintes políticos ni ninguna manera de mal interpretarse, simplemente, no queremos dedicarle a la guerra nada, es algo sencillo y creo que por eso la gente se conecto con esa idea” dijo quien ha sido nominada a los premios Billboard de la música latina, el Grammy latino y o Charts de Word Music Europe, entre otros.

“La canción ha sido siempre indispensable, por eso hay que seguir cantando y contando historias de gente que no puede cantar, ese es el papel y el deber de todos los artistas”.

Entrevista completa