“El Klez Club durante un año, reunió la música balcánica, celta, renacentista y gitana concebida en la ciudad”

La cuarta y última fecha del Ciclo se realizará éste domingo a las 20hs en el Club Cultura (61 N°1415 entre 23 y 24) donde la banda del Klez Club compartirá el escenario con la Euforika Bronza Orkestar, grupo de música balcánica y gitana. Además estará la bailarina Jorgelina Barone y las intervenciones de los artistas plásticos Leonor Arnao y Cecilia Cànepa.
kleEn el Espacio Tentempié el año pasado abrió por primera vez sus puertas el Klez Club, un ciclo de música e intervenciones artísticas, que se propuso disfrutar e intercambiar recuerdos, discos y comidas. La iniciativa generada por el Dúo Besser-Sturla tuvo su continuidad este año con la participación de al menos 7 grupos musicales de la ciudad de La Plata, bailarinas, artistas plásticos y visuales.

La banda del Klez Club, integrada por el dúo de Pablo Besser y Natalio Sturla (flauta, acordeón y voces) incorporando a Joaquín Kirjner y Lucas López (percusión y clarinete bajo), ha creado el ciclo a partir de un repertorio de música de Europa oriental de tradición judía (Klezmer) y canciones en idish. Durante un año reunieron en un mismo espacio a grupos de música Balcánica, Celta, Gypsy, Renacentista, Swing y música Gitana, promoviendo también el baile como parte de la propuesta. Han generado de este modo una visibilización de una música generada en la ciudad que no es tan conocida. “El Klez Club reunió a quienes la realizan y de alguna u otra manera se ha generado como una referencia, si bien todo los músicos que participaron tienen una importante trayectoria, coincidir todos en un ciclo subrayó y potenció esas propuestas”, dijo en diálogo con Cacodelphia, Pablo Besser, flautista integrante del dúo gestor de la idea. Del encuentro han participado cuatro grupos en tres fechas: Vardo Gipsy Caravan, Félix Candelo Cuarteto, Caminantes de Finisterre (Música Celta), Miniverso Dúo (Música del Mundo) y se suma para el cierre el próximo domingo Euforika Bronza Orkestar “grupo que tiene gran trayectoria en la ciudad y que propone una música gitana con influencia árabes”.
El Klezmer hoy cada vez más mencionado dentro de lo que se reconoce como la world-music es, explicó Besser, “la música judía de Europa central y del este que representa una condensación de muchos siglos de historia”. Sus raíces “son prácticamente medievales y geográficamente abarcan desde el Asia central donde hubo asentamientos judíos hasta Alemania, por eso es que hay muchos klezmer que se cruzan permanentemente, generando un gran tejido de influencias”. En nuestro país esa música tubo “hasta los años 60 una época de orquestas que la difundieron, no con la fuerza que tuvo en otros países, como en Estados Unidos por ejemplo, que a principios del siglo XIX era fuertísimo, de hecho gran parte de las grabaciones mas antiguas que se conservan son de ese país. Así podemos escuchar a músicos que son séptima generación de klezmorines, que sería el ejecutante de klezmer, o sea que condensaban una historia inmensa. Después esos músico pasaron a las orquestas de jazz y de a poco se fue perdiendo esa presencia, hasta que en los años 70 comenzó como un revival de que todavía siguen llegando ecos mundiales”.
“Hoy el género está muy presente y tiene su expresión en Argentina a través del dúo musical conformado por César Lerner y Marcelo Moguilevsky”, aseguró Besser. “Nosotros como dúo tenemos diferentes formatos donde vamos desde temas del litoral y al klezmer y, en algún momento de manera muy pretenciosa hablamos de una música klez americana, aunque habrá que componer mucho para que eso ocurra”. El dúo tiene hasta el momento un único disco llamado “Distintos ritmos de distintas partes”, que busca unir distintos ritmos tratando de trabajar a través de la música, la problemática de emigrar y dejar atrás un país y su paisaje. De ese repertorio variopinto en el Klez club “privilegiamos el repertorio klezmer con algún toque más que nada de Europa del este, alguna canción ucraniana, checoslovaca, algo mas próximo geográficamente al origen del klezmer, no nos venimos tanto para estas orillas” describió Besser. Este domingo además de disfrutar los Knishes de la cocina del Club Cultura “en la parte del reportorio del baile, un elemento importante del klez club, se sumará como siempre la presencia de la bailarina Jorgelina Barone que hace sus interpretaciones y convoca al público al baile colectivo”.

Entrevista completa