“El caso de Andrés Núñez es un eslabón trágico de ciertas persistencias de prácticas institucionales y policiales que deben ser desterradas"

A 26 años del secuestro, tortura, asesinato y desaparición de Andrés Núñez se desarrollará el sábado desde las 14hs. una jornada de memoria en la Plaza Juan Manuel de Rosas (13 y 60)

En septiembre de 1990 cuatro policías pertenecientes a la Brigada de Investigaciones de La Plata, secuestraron de su casa a Andrés Alberto Núñez, lo torturaron hasta andres nunezsu muerte y lo hicieron desaparecer. Entre estos policías estaban el sargento Jorge Alfredo González, el oficial Pablo Martín Gerez, José Daniel Ramos y Víctor Rubén Dos Santos. Cinco años después en 1995 a partir del arrepentimiento de uno de los efectivos el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) encontró los restos de Núñez en un campo en General Belgrano, en la Estancia El Roble, donde lo incineraron dentro de un tanque australiano en desuso. “El caso de Andrés es un eslabón trágico de ciertas persistencias de prácticas institucionales y policiales que deben ser desterradas y que con otras formas y modalidades hoy en día seguimos enfrentando”, señaló en diálogo con Cacodelphia Ernesto Ferreyra, uno de los abogados de la causa.
A 26 años del secuestro, tortura, asesinato y desaparición de Andrés Núñez se desarrollara en el día de hoy una jornada de memoria. Organizada por Familiares y Amigos de Andrés bajo la consigna “26 años sin Andrés Núñez. 26 años luchando por justicia” en la Plaza Juan Manuel de Rosas (13 y 60) habrá una radio abierta con intervención de familiares de víctimas de la represión de Estado, luchadores populares y amigos que siempre han estado junto a los familiares en estos años. También estarán presentes músicos solidarios y se colocará una baldosa para recordar a Andrés.

El pedido de Justicia

A 26 años de un hecho emblemático de la violencia policial, el caso en parte está esclarecido, dijo Ferreyra y detalló: “Hoy tenemos a los policías Víctor Andrés Dos Santos y Alfredo González, condenados a prisión perpetua por torturas seguidas de muerte, pero lamentablemente, por las leyes vigentes de aquel tiempo, están próximamente en condiciones de comenzar a gozar de algunos de los derechos que tienen los condenados como son las salidas transitorias”. Respecto de José Daniel Ramos, que es quien se quebró y provocó el esclarecimiento del caso, contó que fue declarado inimputable hace muchos años. El ex oficial Pablo Gerez, otro de los responsables del secuestro, tortura y desaparición de Núñez, continua evadiendo la justicia, mientras que sobre el ex comisario Luis Raúl Ponce, explicó que “después de casi dos década de estar prófugo y de haber sido detenido en agosto del 2012 en el sur casi por casualidad, hoy está a la espera del juicio oral”.
El letrado detallo asimismo que “hay un grupo de policías que no están demasiados mencionados, pero que serian una especie de jerarquía intermedia con algún tipo de responsabilidad que deben comenzar también a ser juzgados, pero por falta de jueces este proceso aún no ha comenzado”. En cuanto a estos policías aseguró que “lo importante es que la Suprema Corte bonaerense, cuando se pretendió la prescripción de la causa, adopto la misma doctrina que en el caso Bulacio y declaró que estos delitos eran una grave violación a los derechos humanos y que no podían prescribir”.

El ex comisario de la bonaerense Luis Raúl Ponce, está acusado por la desaparición y muerte de Andrés Núñez y estuvo también imputado por el primer secuestro de Jorge Julio López, durante la última dictadura cívico-religioso-militar. En este caso fue sobreseído recientemente por un juzgado federal de La Plata, refirió Ferreyra. Al jurista no lo sorprende que Ponce haya estado implicado en un caso así “porque de algún modo la policía bonaerense en esos años, apenas habían pasado siete de la restauración democrática, traía la inercia de los grupos de tareas de la dictadura. Y lamentablemente Andrés fue víctima de esa inercia, que aunque ya no fuera planificada desde las esferas más altas del Estado, sí había patrullas perdidas que seguían trabajando, desde la ilegalidad y con complicidades, bajo esas mismas premisas”.
El segundo debate en torno al caso que juzgará la participación de Ponce en el secuestro y desaparición en democracia de Núñez comenzará a fin de éste año o con toda seguridad a principios del año que viene, aseguró Ferreyra. “Hay que decir que la Cámara Penal que llevará adelante el juicio está haciendo todos los esfuerzos de agenda para que eso ocurra”.

mirnaLuego de 26 años la justicia no sabe, no quiere o no puede encontrar al ex oficial Pablo Gerez, se le pregunto al letrado que junto a Manuel Bouchoux representa a la familia Nuñez, y éste afirmo que “formalmente lo están buscando pero, materialmente lo desconozco. Nosotros hemos hecho aportes de algunas puntas para dar con su paradero, si lo hacen o no, son las instituciones de seguridad las que deben responder”.

Éste es uno de los reclamos más persistentes de Mirna Gómez, la compañera de Andrés Núñez, y que durante todos estos años ha cargado sobre sus espaldas una lucha inclaudicable contra la impunidad. “Ella cree que la búsqueda no es todo lo eficaz que podría ser, tiene sospechas de que hay ciertas connivencias, un dejar hacer y no activar efectivamente la búsqueda”. Nosotros contó “periódicamente reactivamos gestiones ante organismos provinciales y nacionales para que se haga una búsqueda con algún nivel de seriedad. Lo cierto es que hemos visto en el expediente que Gerez aún prófugo ha firmado algún escrito y se supone que los prófugos no pueden tener contacto con la justicia, no se les puede contestar nada, el prófugo hasta que no está a derecho sus peticiones no valen”.

Entrevista completa