FUGA que pasa por La Tribu. Un libro para celebrar 27 años de radio

Hablamos con Diego Skliar, integrante de FM La Tribu, sobre la publicación que presentan este viernes en La Grieta (18 y 71).

fuga-730x514"Es novedoso para nosotros, que somos bichos de radio y nos gusta vivir dentro de los estudios, estar saliendo como de gira artística” aseguró en diálogo con Cacodelphia Diego Skliar integrante de La Tribu.

Esta reconocida radio comunitaria celebra 27 años de historia con la publicación “Fuga que pasa por la tribu”, un libro-disco publicado en conjunto con Tinta Limón Ediciones que “estamos presentando en centros culturales y espacios amigos, con una especie de puesta en escena, donde repasamos las lecturas y algunas músicas que forman parte del material”.

En ese formato presentan esta noche en La Grieta (18 y 71) el trabajo producido de manera colectiva, que repasa un cuarto de siglo de historia, de una radio comunitaria. En esta ocasión, la música en vivo llegará de la mano de Martin Sued quien “participó del disco con su bandoneón, en el aula de capacitación de La Tribu registramos una obra de él que se llama “Reloj” y de Tincho Acosta “con quien venimos haciendo varias cosas”. La entrada es a la gorra y se podrá conseguir el libro-disco a precio promocional.

“El trabajo comenzó a gestarse hace dos años cuando celebrábamos los 25 años de este proyecto político de comunicación y cultura y debido a que todo lo que se dice en la radio, por la fugacidad del medio, pasa de largo, la decisión fue la de establecer una conversación escrita entre varias manos. Recuperar los testimonios que nos parecen más relevantes y que todos juntos armen un relato, una mirada de época que sea de algún modo como el perfil editorial de La Tribu”, describió Skliar sobre el libro que esta noche presentan en La Plata. El trabajo está compuesto por citas seleccionadas de entrevistas a referentes sociales, intelectuales y artistas de todas partes del mundo que visitaron La Tribu “testimonios que trasladamos al papel para fijar algunos contenidos que nos parecen claves”. Para contar la historia política del colectivo a partir de sus invenciones y conceptos tractores, el libro cuenta también con un glosario que “a través de algunas palabras claves de la historia del proyecto, realiza un recorrido narrando enciclopédicamente esos quehaceres cotidianos”.

Al detallar los criterios de selección, Skliar afirmó que “fue difícil elegir, sobre todo en un espacio donde pasan tantas cosas, pero súper interesante de poder hacer y obviamente siempre injusta”. El conducto de “La Mar en coche” y uno de los responsables de la edición del libro, aseguró que “nos interesaba mostrar testimonios que den cuenta de los quehaceres del activismo, de la cultura, la política, de los pueblos originaros y los organismos de derechos humanos. Por otro lado también había firmas que nos parecían interesantes. Por ejemplo: Nora Cortiñas de Madres de Plaza de Mayo –Línea Fundadora, Osvaldo Bayer, quien no podía quedar afuera, como a si tampoco la voz de las distintas comunidades originarias con las que habitualmente hablamos. Entonces decidimos primero que voces no podían faltar y después buscar de esas voces un testimonio que nos parezca relevante y que puesto en relación con los otros genere un relato potente”. Entre las voces que pasaron por la casona de Almagro el libro destacó los testimonios de Santiago López Petit, Raquel Gutiérrez Aguilar, Rita Segato, Franco “Bifo” Berardi, Vicente Zito Lema, Fabián Casas, Liliana Felipe, Gabo Ferro, Fernando Cabrera, Sonia Sánchez, Noemí Machicado, La Poderosa, María del Carmen Verdú, Horacio Machado Aráoz, Félix Díaz, Gustavo Varela, Raúl Zibechi, Juan Pablo Ringelheim, Héctor Schmucler, Almudena Calvo, Manu Chao, Jesusa Rodríguez y Christian Ferrer.

El trabajo cuenta además con un disco grabado “con un estudio Móvil en distintos ambientes de La Tribu” y que contó con la participación de Tremor, Daniel Maza, Rolando Goldman, Soema Montenegro, Aqualactica, Duratierra, Ensamble Chancho a Cuerda, Mati Mormandi, Martín Sued y Las Chifladas. “Este fue otro desafío que encaramos”, dijo Skliar. “La Tribu tiene ya ocho discos en los que hemos participado y, todos ellos han tenido un perfil bastante rockero. Por eso nos pareció que para este disco había que convocar a bandas contemporánea que están en un lenguaje más experimental, teniendo en cuenta que lo que queríamos era justamente una música que acompañe la lectura”.

Escuchá la entrevista completa

Sobre La Tribu

latribuEn 1989 un grupo de estudiantes de comunicación fundaron en Buenos Aires La Tribu, una radio comunitaria que atravesó la clandestinidad, se hizo visible y que ha cambiado muchísimo desde entonces. “Pero también hay muchas líneas de continuidad desde el origen, porque hay un corazón que esta puesto en el mismo lugar, que tiene que ver con entender a la comunicación como un derecho universal, un derecho humano y una herramienta de transformación. En eso La Tribu sigue siendo la misma. Después obviamente se aceleran los tiempos, cambian las formas, aparecen nuevos formatos y hay como en todo los procesos políticos momento de distancia, ruptura y diferencias, que siempre enriquecen a estos proyectos colectivos” ,aseguró.

“Lo que cambio muchísimo es el medio, hoy tenes herramientas para tener mayor llegada y no depender solo del alcance de una antena, pero a la vez eso nos genera una atomización de la cabeza impresionante y se transforma en una especie de auto precarización, porque lo que hace ocho o nueve años hacías en vivo una sola vez, hoy lo haces mil, editando y escribiendo para la web y para las agencias de noticias”. Eso es también “el motivo de Fuga, porque este libro disco tiene la intención de detener el tiempo, sabemos de esa celeridad y la padecemos, por eso el llamado a leer y al mismo tiempo escuchar un disco instrumental con música de banda contemporáneas, que crearon especialmente esas piezas para poder acompañar la lectura”. En ese sentido a través del libro hacemos “un llamado a cierta detención, no a volver a tras, porque eso es innegable y es absurdo, pero sí a detenernos para pensar como esa velocidad en la que estamos viviendo, nos hace perder la capacidad de sorpresa”.