La CPM pidió que el Ministerio de Salud de la provincia garantice el derecho a la salud dentro de las cárceles

La Comisión Provincial por la Memoria comprobó que las personas que se encuentran alojadas en las cárceles de la provincia de Buenos Aires no cuentan con acceso a la salud. Fue a partir de una serie de inspecciones en las cárceles 1 de Olmos, 17 de Urdampilleta, y 22, también de Olmos.

La Comisión Provincial por la memoria (CPM) denunció que las condiciones en que se encuentran los lugares de encierro en el territorio bonaerense provocaron muertes evitables, y que se violan los derechos humanos.

En comunicación con Radio Futura, el secretario de la CPM, Roberto Cipriano, contó que “hay un incremento de las muertes por causas evitables: hay personas que se mueren de enfermedades que son curables o tratables como la tuberculosis, VIH, neumonía, entre otras. La falta de asistencia provoca que quiénes contraen algunas de enfermedades en la cárcel, se mueran.”

Frente a este problema, la CPM reclama que el Ministerio de Salud de la provincia sea quien garantice el derecho a la salud dentro de las cárceles bonaerenses. “Hicimos un informe específico y pedimos que se concrete nuestro pedido que es que el área de salud penitenciaria, que debería ocuparse de la salud de todos los detenidos, pase del Ministerio de Justicia al Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires”, relató Cipriano.

Escuchá la entrevista completa: