Por primera vez se condenó a un funcionario político por represión en democracia

50e59ce657c53_760x506El lunes se conoció la sentencia del juicio por la represión del 19 y 20 de diciembre de 2001, que dejó cinco muertos y cien personas heridas. Se condenó a prisión al ex secretario de seguridad del gobierno de la Alianza, Enrique Mathov, y fueron absueltos ocho imputados.

El lunes 23 de mayo se conoció la sentencia del juicio oral y público por la represión del 19 y 20 de diciembre del 2001 que ocurrió en las inmediaciones de la Casa Rosada. El saldo fue la muerte de Alberto Márquez, Gastón Riva, Diego Lamagna, Gustavo Benedetto y Carlos Almirón y un centenar de personas heridas.

El Tribunal Oral Federal Nº6 condenó a 4 años y 9 meses de prisión al ex Secretario de Seguridad del gobierno de la Alianza, Enrique Mathov, y a 4 años al ex jefe de la Policía Federal, Ruben Santos. Además impuso penas de hasta 6 años para otros siete condenados. (Ver listado completo de los condenados y las penas impuestas)

María Arena, la viuda de Gaston Riva -víctima de la represión-, en comunicación con Fm Raíces se refirió a la condena a Mathov: "es una satisfacción muy grande que por primera vez y gracias a nuestra lucha de tantos años, un funcionario político vaya preso por represión en democracia. Nos queda un sabor amargo por todos los policías que fueron absueltos."

El ex presidente Fernando De la Rúa estuvo procesado en la causa, pero fue sobreseído por la Corte Suprema en 2015, por lo que no llegó a juicio oral. Arena explicó que "fue ayudado por el poder judicial para que no se sentara en el banquillo de los acusados." De la Rúa fue quien dictó el estado de sitio que dio marco a la represión.

El Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), representó durante el juicio a las familias de Gastón Riva y Diego Lamagna, víctimas de la represión del 2001. Radio Futura conversó con el abogado Rodrigo Borda, que integró la querella del CELS. "Se condenó a los máximos responsables y hubo absoluciones de los funcionarios de mas bajas jerarquías. En este tipo de casos, la justicia responde al revés generalmente", dijo el defensor.

Borda destacó que esta sentencia sienta un precedente: "el fallo marca parámetros que condicionan la actividad de los funcionarios políticos en materia de seguridad a futuro. Hoy, quiénes coordinan la actuación de la policía, como puede ser el ministro de seguridad tienen mayor responsabilidad y tienen que tener cuidado de sus actos."

El abogado destacó que el juicio, que se extendió durante dos años, "fue muy importante para que un hecho como la represión del 2001 quede registrado en nuestra memoria colectiva sin ninguna falsa hipótesis, sin ninguna coartada de los imputados convalidada por la justicia."

Escuchá la entrevista completa a Rodrigo Borda: