Omar, mil días te nombramos

Ayer se realizó una concentración frente Fiscalía, a 1000 días del asesinato de Omar Cigarán. Antes de la jornada, La Pulseada Radio recibió a Sandra Gómez, mamá de Omar y a Julio Avinceto, de HIJOS La Plata y del Colectivo contra el Gatillo Fácil para contar cómo continúa el pedido de justicia.

A Omar Cigarán lo asesinó el agente Diego Walter Flores, efectivo de la  Policía Bonaerense, el 15 de febrero de 2013. La causa está cerrada y elevada a juicio. En torno a eso, Julio Avinceto dijo que, por un lado se investiga a este policía con la complicidad de otros integrantes de la bonaerense en el barrio, y, por el otro, se investiga el encubrimiento que hubo en todo el procedimiento desde que el joven es herido, muere y trasladan su cuerpo.

“Plantaron un arma en la morgue judicial y hay toda una serie de irregularidades que no solamente van hacia la policía sino también al médico policial de la morgue que atendió el caso. Esa parte de la investigación está en la Unidad Fiscal de Investigación Nº 11 que conduce el doctor Álvaro Garganta”, explicó.
Garganta fue quien mandó este operativo a la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) y a la comisaria de la zona en un supuesto allanamiento por un robo de autopartes en la Asesoría Pericial de La Plata, la que curiosamente tiene cercanía con la casa de Omar. En la denuncia un NN, según narró Julio, denunció el robo de autopartes de cinco autos de los cuales solo dan las marcas. “No dan patentes, ni nada por el estilo y trataron de muy mala manera a Sandra”, puntualizó.

Este operativo fue ordenado por el mismo fiscal que tiene parte de la causa de investigación de encubrimiento en el caso de Omar. “Fuimos a charlar con el doctor Garganta, quien repentinamente no se encontró en el lugar”, indicó Julio y agregó: “Nos atendió su secretario y nos dijo que no sabía que se trataba de la casa de Sandra, cosa que le reprochamos diciendo que si ellos tienen parte de la investigación por el encubrimiento de ese crimen, no pueden desconocer de que domicilio estamos hablando, mucho menos de la zona ni de que efectivos actúan”.

En relación al allanamiento, Sandra explicó que los efectivos llegaron a las 18hs a su casa: “Siento que los perros ladran, me asomo y los veo. Alcanzo a mandar un mensaje a la gente del Colectivo contra el Gatillo Fácil y cuando se me acercan, una oficial me saca el teléfono de las manos y me lo apaga. Esta vez me planté en la puerta de mi casa y les dije que no iban a entrar sin una orden”.

Instantes después, la oficial fue un búsqueda del Comisario Gómez y este de manera prepotente le mostró la orden para poder allanar su vivienda. “Después veo que salen y allanan las demás casas que están sobre los pasillos, algo de lo que supuestamente Garganta no fue informado”, explicó y contó: “Le dije al secretario que no puede haber errores respecto a eso y la respuesta que me dio es que habían sido engañados por la DDI”.

 

Mil días pidiendo justicia

Los pedidos puntuales de la jornada del jueves fueron que se citen al médico forense que actúa en la causa de encubrimiento. "Queremos pedir que esta causa, más la de homicidio, se unifiquen para que sea un juicio único, dado que al día de hoy tenemos investigaciones”, dijo Sandra.

El Colectivo contra el Gatillo Fácil durante la actividad, como parte de la tarea cotidiana que realiza, denunció el resto de los casos de gatillo fácil y de muertes en comisaría que se vienen sucediendo en los últimos años. En ese sentido, Julio explicó: “Desde que mataron a Omar hubo otros 140 casos de gatillo fácil, muertes por tortura en sede policial o penitenciaría. Esto no es solamente el caso de Cigarán, es algo que se viene acrecentando a través de las políticas represivas del estado. En estos últimos tiempos, la cantidad de jóvenes que son asesinados principalmente por el gatillo fácil son en su mayoría menores de 25 años”.

 

Encuentro de familiares víctimas de la violencia institucional

Sobre su participación en el II Encuentro de familiares víctimas de la violencia institucional organizado por la Comisión Provincial por la Memoria, Sandra dijo que el mismo se armó con distintos talleres. “Yo fui al de represión policial, no hablé tanto de la violencia institucional, sino que me enfoqué en torno a lo represivo y fue bastante discutido. A mí me sirvió, espero que las conclusiones que salieron después se puedan implementar y también estuve en el taller de Poder Judicial”, dijo.

“Fui a debatir lo que me pareció como mamá y mucha gente estuvo de acuerdo conmigo. Yo por dentro estoy mal y tengo bien claro quien es el responsable de la muerte de mi hijo. Yo no voy a apoyar un proyecto que trae más milicos a la calle para matar y reprimir a nuestros pibes” expresó y concluyó: “Entonces, como yo respeto a esa gente que está a favor de Scioli, ellos también tienen que respetar a una mamá que no está a favor de él. Me hizo bien poder expresar lo que yo quería. Mi bandera es Omar Cigarán, le guste a quien le guste, yo nunca voy a estar de acuerdo con este proyecto de modelo de ciudad que quieren meter, de ninguno de los dos lados, ni de Macri, ni de Scioli. A mí me arrebataron lo más hermoso, que era Omar y no voy a permitir que me arrebaten ningún hijo más ni que sigan matando pibes.

 

Escuchá la entrevista completa: