La consigna #NiUnaMenos protagonizó el encuentro de mujeres

El 30 Encuentro Nacional de Mujeres, que se realizó del 10 al 12 de octubre en la ciudad de Mar del Plata, juntó a 65 mil mujeres de todo el país. Antecedido por la marcha de #NiUnaMenos del 3 de junio, fue la edición con más participación y la consigna protagonista fue el pedido de Emergencia Nacional en violencia de género.

El sábado durante la mañana, se realizó la apertura del 30 Encuentro Nacional de Mujeres en el estacionamiento del Estadio Mundialista de Mar del Plata. La comisión organizadora afirmó que se esperaban unas 50 mil mujeres y que finalmente fueron 65 mil las que participaron del encuentro.

Durante el sábado y domingo se desarrollaron 65 talleres en simultáneo que abordaron diferentes problemáticas como la violencia y el maltrato, trata y prostitución, femicidios, entre otras. Radio Futura presenció el Encuentro y habló con Laura Hochberg, integrante de la comisión organizadora, quién lo calificó como "horizontal, democrático, plural, federal, autoconvocado y autofinanciado." 

Hochberg dijo que "fue el encuentro del #NiUnaMenos, por ese 3 de junio que fue masivo en todo el país y que ayudó a visibilizar la problemática de la violencia de género que sufre la mujer. Sin embargo, no se ha resuelto nada porque desde esa fecha hubo 40 femicidios mas."

En el transcurso de este fin de semana, mientras sucedía el Encuentro Nacional de Mujeres, se sumaron a esa lista dos nuevos casos de femicidios: el de Rosario del Carmen Salinas y Claudia Sposetti, ambas de Mar del Plata. "Seguimos peleando por declarar la emergencia en violencia sexual y doméstica", expresó Hoschberg y ésta fue también una de las conclusiones que se obtuvo de los talleres.

Hochberg relató también el éxito de este encuentro: "no todos los sectores están de acuerdo con que se junten tantas mujeres, discutan y saquen conclusiones y nosotras lo hemos podido lograr igual. De otros encuentros han salido leyes fundamentales como la del divorcio vincular, de patria potestad de los hijos compartida, de expulsión del golpeador del hogar."

El sábado también se realizaron actividades culturales en diferentes puntos de la ciudad, como recitales en vivo en las plazas y proyecciones de películas en numerosos teatros. La tradicional marcha se realizó el domingo por la noche y fue multitudinaria.

El lunes se cerró con la lectura de las conclusiones de los talleres y se eligió la sede del próximo año, que será Rosario. Entre las conclusiones se destacó la necesidad de declarar la Emergencia nacional en Violencia Sexual y Doméstica y, la vigencia de la consigna “#NiUnaMenos”, ya que la problemática de los femicidios y de violencia de género todavía no se ha resuelto.

La gran marcha

AEl domingo a la noche, las 65 mil mujeres del país y países vecinos marcharon por las avenidas mas importantes de Mar del Plata, pasando por lugares emblemáticos de la lucha del movimiento de mujeres.

Aunque hubo un recorrido programado por la Comisión Organizadora del Encuentro, una parte de la marcha llegó a la Iglesia Catedral para escrachar a la institución. Allí se encontraba un grupo que responde al dirigente de ultraderecha Carlos Pampillón.

Ante las agresiones entre los grupos, la policía bonaerense actuó reprimiendo con gases lacrimógenos y balas de goma a las manifestantes, que resultaron heridas y algunas de ellas fueron detenidas en la Iglesia y liberadas horas después.

Desde la Comisión Organizadora del Encuentro repudiaron la represión y la violencia ejercida por la policía contra el grupo de mujeres que se dirigió a la catedral.

 

Mujeres y derechos humanos

Radio Futura también conversó con Cristina Bavera docente de la ciudad de Mar del Plata y miembro del colectivo del Faro de la Memoria, un sitio de la memoria señalizado en el año 2014. Ahí funcionó la Escuela de Suboficiales de Infantería de Marina (ESIM), donde detuvieron, torturaron y desaparecieron a muchas personas en Mar del Plata.

Cristina expresó que "los derechos humanos son los derechos inalienables de todo ser humano. Pero, la mujer en sí por su posición ante la vida es una luchadora innata, que siempre va a defender los derechos humanos de la gente que tiene a alrededor, ya sea la familia que tiene a cargo, las amigas, vecinas."

También nos dejó su opinión, Olga Boris, miembro de la mesa de trabajo del Ex Pozo de Banfield, de Lomas de Zamora, un colectivo que luchó por la reapertura de este lugar que funcionó como centro clandestino de detención durante la dictadura y donde nacieron niños que todavía están desaparecidos; además aquí estuvieron presos los estudiantes de "La Noche de los Lápices."

Boris opinó que "el encuentro es un espacio donde venimos a debatir sobre todas nuestras políticas de género. Participamos porque creemos que todo es modificable. Es un espacio donde después salen muchos proyectos de ley; nos conocemos con mujeres de todo el país, debatimos, nos enriquecemos; y donde hay diferencias generacionales; donde podemos hablar de lo que nos preocupa, de lo que se hizo y lo que no, y buscar el camino para hacer lo que falta."

"Este encuentro y especialmente la marcha multitudinaria, son un llamado de atención para las ciudades en dónde se hacen. El año pasado cuando se realizó en Salta, recibimos agresión por parte de la gente del lugar, porque allá hay una sociedad muy patriarcal y conservadora; cuando fuimos a hablar de aborto y de leyes que no les gustan, nos insultaban en las calles", recordó la militante por los derechos de la mujer.

 

Visitá la fotogalería del 30 Encuentro Nacional de Mujeres