Monte Maíz restringe el uso de agroquímicos

554250231c0c8_635_476!El martes de la semana pasada el municipio aprobó una ordenanza que establece una zona de resguardo de 500 metros alrededor del pueblo cordobés, en la que se prohíbe el uso de agroquímicos. Los vecinos venían realizando reiteradas denuncias sobre los altos niveles de cáncer en la población.

Verónica Llopiz, integrante de la Red de Prevención Monte Maíz, en conversación con RAP, dijo que “es una ordenanza de vanguardia”. “En la zona de resguardo no se puede transitar con pulverizadoras, ni alojar agroquímicos, ni esparcirlos”.

La ordenanza fue sometida a debate público en varias sesiones de consejo en las que participaban vecinos, médicos, agrónomos y otros actores. Los 7 miembros del consejo aprobaron todos los artículos, con la salvedad de uno, que trataba sobre la extensión de la zona: “Inicialmente pedíamos una zona de resguardo de 1000 metros pero esto fue modificado y quedó en 500”, dijo Verónica.

La legislación surgió a partir de la preocupación de los vecinos ante la cantidad de casos de cáncer en la zona. Las muestras de agua, suelo, aire y sangre analizadas revelaron la presencia de químicos que perjudican la salud. En Monte Maíz, el cáncer supera 3 veces la media nacional. Verónica explicó: “por la cantidad de habitantes que tenemos, deberíamos que tener 11 enfermos nuevos de cáncer por año y tenemos 35, o sea triplicamos los números”.

Verónica contó que “con el correr del tiempo el campo se ha venido a vivir al pueblo”. “Al lado de las casas tenemos depósitos de agroquímicos, máquinas que se lavan y que despiden venenos”, agregó. Esta situación pone en peligro la salud de los vecinos por la presencia o circulación de los químicos nocivos empleados para la producción agrícola.

La aceptación de la ordenanza por parte de los productores locales fue un proceso difícil.
“Esto significa un cambio cultural”, expresó. “Con esta ordenanza estamos más protegidos en el tema de la salud, que eso es lo que siempre nos orientó y nos guió para sostenernos”, dijo la integrante de la Red de Prevención Monte Maíz.

Para poner en marcha los cambios corren diferentes plazos “las máquinas pulverizadoras ya no pueden estar adentro del pueblo. Los depósitos de agroquímicos tienen un año para trasladarse”, afirmó. También manifestó la posibilidad de volver a otros modelos de producción agrícola: “no creo que las universidades solo preparen a los profesionales para sembrar soja”, concluyó.

Descargar entrevista completa