'El problema es que se hace una valoración de la víctima'

Juez Piombo

El Tribunal de Casación Penal N° 1 de la Provincia de Buenos Aires, a través de los jueces  Benjamín Sal Llargués y Horacio Piombo, redujo la pena a un hombre acusado de abusar de un niño de 6 años. Fue como consecuencia de considerar el delito con la figura de 'abuso simple' y no como abuso con agravante 'gravemente ultrajante'. Radio Futura dialogó con Fernando Ávila, miembro de la Asociación Pensamiento Penal, quién realizó un análisis del caso.


Tras dejar de lado el agravante que considera el 'aprovechamiento del estado de indefensión de la víctima', y considerar al delito como un 'abuso simple' la pena del acusado Mario Tolosa se redujo de 6 años a 3 años y medio. Este cambio tuvo que ver con que se introdujo una valoración de la víctima, que denota una manifestación ideológica por parte de los jueces.

Fernando Ávila, en conversación con RAP Todo Terreno, aseguró que “la figura penal 'gravemente ultrajante' tiene el problema de su indeterminación, nadie puede definir qué es 'gravemente ultrajante'. Por eso el marco interpretativo es muy amplio y se va para un lado o para el otro en función de las valoraciones específicas del juzgador”.

Por otro lado Ávila habló sobre lo que motivó el cambio de figura. “El problema son los argumentos que utilizan para decir que este caso no era gravemente ultrajante, los argumentos que utilizan es cuestionar a la víctima”, afirmó.“Los jueces deben tener en claro que deben valorar la conducta de una persona, los hechos, los datos objetivos. Sucede que se cuelan este tipo de manifestaciones al momento de decidir, según el posicionamiento ideológico. En muchos otros casos esto está pero no manifestado en el texto”, agregó.

A su vez Ávila reflexionó sobre la sanción que pueden recibir los jueces Sal Llargués y Piombo tras lo sucedido. “Se habla de un pedido de enjuiciamiento sobre los jueces. Yo no creo que no se puede abrir un jury por esta decisión, ya que este fallo es revisable por un órgano superior que es la corte de la provincia, y la corte lo va a revocar seguramente”, indicó. “La decisión de los jueces es bastante reprochable y no es solo una decisión sino que manifiesta una cosmovisión que genera un poco de temor. Pero lo correcto es seguir los mecanismos normales que son la revisión del fallo y la corte lo va a revocar seguramente”, sostuvo.

En cuanto a la repercusión que tuvo el fallo Ávila concluyó que “es muy bueno la repercusión que ha tomado, es muy sano que se debatan estas cuestiones, que se pongan sobre la mesa, y que se sepa que la justicia está atravesada por estas manifestaciones ideológicas.”

Escuchá la entrevista completa