320 trabajadores municipales de la salud quedaron a la deriva en Avellaneda

Desempeñaban tareas en el Hospital Dr. Eduardo Wilde. La resolución se tomó luego de que se decidiera el traspaso de la institución de la responsabilidad municipal a la provincial, a pesar del rechazo de los empleados. «Consideramos que el sistema de salud de la provincia está en su peor momento», afirmó el médico Alejandro Nardelli.


En diciembre del año pasado, en una sesión extraordinaria del Concejo Deliberante se votó el traspaso del Hospital Dr. Eduardo Wilde del ámbito municipal al provincial. La resolución se tomó con 17 votos a favor y 7 en contra, en un ámbito donde los trabajadores denunciaron que recibieron amenazas y aprietes para expresar su rechazo.

«Pasaríamos de ser el primer hospital municipal al último hospital de la provincia», sintetizó Alejandro Nardelli, médico de la institución. Agregó que «nos oponemos porque consideramos que el sistema de salud provincial está en su peor momento» y que el traspaso perjudicaría a toda la comunidad.

En diálogo con Arriba hormigas!, Nardelli explicó que, a principio de año, los trabajadores presentaron en el Juzgado 9 de Avellaneda un recurso de amparo para intentar frenar la provincialización; como respuesta, el juez emitió una medida cautelar con la orden de no innovar. Si bien hubo una apelación por parte de la Municipalidad, todavía hay que cumplir plazo legales para presentar un recurso extraordinario. «La medida cautelar sigue vigente, ni que hablar el 31 de marzo cuando se dio de baja a todos los empleados. El intendente y sus empleados no hacen caso a esta medida cautelar: están faltando a la verdad o están desinformados», puntualizó. «Hoy por hoy estamos dados de baja en la municipalidad y no estamos dados de alta en ningún lado, nadie se acercó a darnos detalles (…) En medio de un proceso donde dicen que se comprometen a una transición lo primero que hacen es dar de baja a los trabajadores, me parece una medida apresurada e irresponsable. Si uno inicia una transición, creo que lo último que hay que hacer es pasar a los trabajadores, después de que las otras situaciones estén claras y que se busque un consenso», afirmó.

Actualmente, los empleados mantienen un cese de actividades a partir de lo resuelto por el Sindicato de Trabajadores Municipales. De esta forma, continúan con el funcionamiento mínimo de la guardia y la atención a pacientes oncológicos y post operatorios. Según relató Nardelli, cuentan con un fuerte apoyo de la comunidad y muchos vecinos de Avellaneda en el expediente judicial. La semana pasada realizaron un abrazo solidario al hospital y anunciaron una movilización para el  miércoles hacia Plaza Alsina.

Descargar entrevista completa