Programa especial por Luciano Arruga

Durante la mañana del lunes 20 se llevó adelante una emisión especial del informativo de Radio Futura, dedicado enteramente al reclamo por verdad y justicia por Luciano Arruga. El juez Luis Arias, los investigadores Esteban Rodríguez y Claudia Cesaroni, el abogado Juan Manuel Combi, el referente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Matanza, Pablo Pimentel, y la madre de Omar Cigarán, Sandra Gómez, acercaron sus reflexiones y dedicaron sus palabras a una lucha que se encuentra lejos de terminar con la aparición sin vida de Luciano.

“Que hayan tardado 5 años y 8 meses, que la justicia bonaerense haya tratado como trató a la familia de Luciano, que ciertos funcionarios salgan a hablar en ciertos programas tratando de deslindarse de responsabilidades, da vergüenza”, afirmó Juan Manuel Combi, abogado que acompaña desde un primer momento a la familia de Luciano Arruga. En comunicación con Radio Futura, apuntó que como sociedad se le debe una disculpa a la familia del joven de 16 años. “Se le faltó el respeto a la familia de Luciano, se le faltó respeto a los pobres una vez más, como se le faltó el respeto a la familia de Kiki Lezcano y a tantos otros pibes que fueron enterrados como NN. No estamos en dictadura, pero estos son resabios que no debemos permitir ni permitir que las profesiones estén al servicio de una sola clase, agregó.
Pablo Pimentel, integrante de APDH La Matanza, que también acompaña a la familia de Luciano, hizo hincapié en que lo sucedido “deja en evidencia el desastre que son las instituciones y cómo se discrimina al ser Luciano un habitante de una villa del conurbano”. “Lo que ha pasado con Luciano es lo que sigue pasando a tantísimos jóvenes pobres”, subrayó. En relación a las irregularidades del caso, sostuvo que “para honor de Luciano, y de todos los Lucianos, es el momento de supervisar que el sistema funcione bien”.

Irregularidades en las morgues

En 2009, meses después de la desaparición de Luciano Arruga, el juez platense Luis Ariasy el entonces Defensor del Fuero Penal de Responsabilidad Juvenil, Julián Axat, iniciaron una investigación por el reclutamiento de menores por parte de la policía para cometer ilícitos. “Había otros 28 casos además del de Luciano Arruga, que recién se daba a conocer”, explicó Arias.  “Nos trataron de locos y de irresponsables, pero hoy es la hipótesis más firme de la desaparición de Luciano”, indicó el juez.

El cuerpo sin vida de Luciano, enterrado en el cementerio de la Chacarita como NN, forjó un nexo con el accionar de la morgue policial de la ciudad de La Plata. Las irregularidades en dicha dependencia salieron a la luz con la investigación que llevó adelante el magistrado por los decesos por la inundación. La morgue es una máquina de desaparecer personas, sostuvo en mayo al dar a conocer los resultados de la causa. Fue en un allanamiento realizado por la Gendarmería a pedido de Arias, en el que se descubrió que en la morgue había cadáveres que no estaban en el listado oficial.  licencias de inhumación y no se encontraban los cuerpos, había cadáveres sin rotular, había cuerpos vestidos y sin autopsiar.

“Es una práctica de la policía enterrar personas como NN, o con identidad cambiada, y es una práctica que era de la policía de Camps”, explicó Arias. “Pueden escribir dos veces una muerte en el registro de la personas, también se puede hacer con los nacimientos. Lo que tiene que ver con la vida y la muerte de las personas tienen poco control”, sostuvo.

 “Si uno tiene voluntad y compromiso la verdad aflora; pasaron muchos años para que esto salga a la luz, es un despropósito que tengamos que esperar 6 años”, afirmó en relación a la lucha de familiares y amigos de Luciano Arruga. En este sentido fue que apuntó contra el accionar policial y judicial en la investigación: “Esto es porque los circuitos son tan oscuros, y no hay una voluntad política para esclarecer”. 

“Mónica, no estás sola”

Estas  fueron las palabaras que Sandra Gómez, madre de Omar Cigarán, le envió a la madre de Luciano Arruga. Omar Cigarán fue asesinado por un policía bonaerense en un supuesto intento de robo. Su caso también devela las prácticas rutinarias, ilegales, enquistadas en la policía y la justicia. Así, entre otras irregularidades, el arma que según la versión policial habría utilizado Omar. apareció recién en la morgue.

Sandra Gómez hizo eco de las palabras de Vanesa Orieta, diciendo que “los pobres también tenemos derechos”. La madre de Omar tuvo la oportunidad de compartir con Mónica el Encuentro de Mujeres, realizado el fin de semana del 11 de octubre. “Con lo luchadora que es Mónica, con la fuerza que me dio, hay que salir a la calle y conseguir justicia, por Luciano, por Omar, y por todos los pibes que mató la policía”, apuntó, y agregó que “le digo a Mónica lo mismo que me dijo ella en Salta: 'No estás sola. Fuerza para Mónica y Vanesa”.

Jueces, policías y médicos

 Claudia Cesaroni, abogada del CEPOC - Centro de Estudios en Política Criminal y Derechos Humanos - expresó que “podemos ver el riesgo que corren los adolescentes que están estigmatizados”.  Así, remarcó la relación del caso Arruga con el de “Kiki” Lezcano, asesinado por la policía en 2009, y que tras dos meses de búsqueda, su madre acabo encontrándolo en el mismo cementerio en el que se encontró el cuerpo de Luciano, y enterrado también como NN.

Cesaroni apuntó a “una batalla que hay que seguir dando”, afirmando que “hay que dejar de pensar que es necesario un Estado mas militarizado”. También se refirió a los discursos mediáticos que, tras el hallazgo del cuerpo de Luciano, dieron por sentado que se trató de un accidente: “En vez de pensar el caso Arruga como una ausencia del Estado, y en la brutal represión policial, se piensa como un accidente, pero ¿qué hacía Luciano ahí?, por ahí lo perseguía un policía, pero no lo sabemos. Hay que profundizar la investigación de qué pasó ese día”.

Por su parte, Esteban Rodríguez, abogado del Colectivo de Investigación y Acción Jurídica, resaltó que el Hábeas Corpus que permitió que la investigación avance, fue aceptado recién después de haber sido presentado en otras dos oportunidades.  A su vez,  cuestionó las versiones del accidente, planteando: “¿Por qué la bonaerense no pudo haberlo arrojado en la autopista y después alguien llevarlo puesto, después de haberlo torturado?, ¿por qué no tener esa sospecha?”, se preguntó.

Rodríguez, en tanto, analizó que “el caso de Luciano y lo que paso la semana pasada, nos deja un sabor aún más amargo porque deja entrever la desidia y la indiferencia con que actúan distintos actores del poder judicial y de la Policía, pero también de la corporación médica, que sigue siendo intocable”.

 En este sentido, agregó que"todos sabemos que la ciudadanía es el lugar de los derechos pero los pobres más que derechos tienen favores que retribuir, y esa retribución también se ve en las largas colas en las oficinas públicas, o en los vías crucis que son los juzgados penales donde esperan para que algún funcionario judicial siga la causa de sus familiares y amigos,  y los hospitales también son lugares donde la pobreza se amontona y pide un trato humanitario”.

5 años y 8 meses

El cuerpo de Luciano fue encontrado en el cementerio de la Chacarita, enterrado como NN. La explicación que dio la justicia, hasta ahora, deja mucho puntos oscuros: dicen que Luciano habría sido atropellado en la vía rápida de la Avenida General Paz, es decir, una calle sin acceso peatonal, dicen que habría sido trasladado por una ambulancia del SAME y operado en el Hospital Santojanni, donde habría fallecido, cuando la mamá de Luciano preguntó por su hijo en ese Hospital; además, la familia denunció el acoso policial y las pericias confirmaron que, tras su desaparición, estuvo en un patrullero.

Las palabras de Vanesa Orieta, en la conferencia donde se anunció que tras 5 años y 8 meses de búsqueda se había encontrado el cuerpo, son certeras: “Esto nos tiene que replantear un conjunto de cosas como sociedad. El poco valor que se da a la vida de los jóvenes. Cinco días después de la desaparición de mi hermano presentamos un habeas corpus que fue rechazado por el juez. Entonces esto se podría haber resuelto antes y estuvimos cinco años y ocho meses golpeando todas las puertas. Esto no termina acá. Recién empieza. Porque necesitamos saber la verdad”.

 

Escuchar entrevistas:
 
Juan Pablo Combi (abogado de la familia de Luciano Arruga)
Sandra Gómez (mamá de Omar Cigarán)
Luis Arias (juez en lo Contencioso Administrativo de La Plata)

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.