Radio Futura exige explicaciones por agresión a uno de sus integrantes

Juan Delú, integrante de Futura y de la Mesa Nacional de FARCO, fue agredido y maltratado por personal de la policía y de seguridad privada de la Terminal de Ómnibus de Rosario cuando emprendía su regreso de la Asamblea nacional del Foro Argentino de Radios Comunitarias. Fue radicada la correspondiente denuncia en la Comisaría 6ta de Rosario.

Información actualizada en Continúa el reclamo por maltratos a compañero de Radio Futura

El episodio ocurrido el domingo 20 de julio incluyó un despliegue de violencia física y verbal absolutamente sorpresivo y desmedido a partir de un disparador tan banal como el haberse sentado en un bar dentro de la terminal “sin pedir una consumición”. Allí fue increpado y atacado por integrantes de la seguridad civil que se presentaron como policías (hecho que configura un delito), tirándole sus bolsos y objetos personales y amenazándolo reiteradamente tanto a él como, posteriormente, a otro compañero de FARCO que llegó luego a la Terminal e intentó interceder al advertir los hechos. 

La circunstancias se agravaron al arribar personal policial que –pese a haber sido llamado por el propio Delú en un intento de poner fin a la situación- rápidamente tomó partido por los agresores en vez de por el agredido, instándolo a no realizar una denuncia porque “tenía las de perder” y persiguiéndolo todos aún cuando ya se retiraba, al grito repetido de “andate porque te fajamos”. Como agravante de esta situación, cuando Juan respondió acerca de los motivos por los que se encontraba en la ciudad se le exigió la presentación de un carnet de periodista para acreditar su oficio, como si la posesión de esta documentación pudiera modificar la situación de ser obligado a retirarse del lugar. Por el hecho fue radicada la correspondiente denuncia en la Comisaría 6ta. de Rosario.

XII Asamblea Nacional de FARCO

Desde el colectivo de Radio Futura repudiamos el accionar de los efectivos de seguridad, tanto pública como privada, que intervinieron en esta situación. ¿Puede un encargado de un local llamar a la fuerza policial para obligar a una persona a retirarse de una mesa ubicada en un espacio público por no consumir? Además,destacamos la gravedad de que personal de seguridad privada se haya presentado como efectivo policial y quiera hacer ejercer autoridades que no les competen. Y por fuera de estos hechos puntuales, queda el interrogante ¿Se puede concesionar parte de un espacio de todos como si fuera un bar privado?

A través de un comunicado, FARCO expresó que «este tipo de ataques sólo pueden ser posibles por parte de gente acostumbrada a manejarse con total impunidad, y que deben ser investigados y sancionados para que no vuelvan a repetirse. A la vez que instamos a las autoridades municipales de Rosario a revisar los antecedentes y comportamiento de las empresas y personal afectado al cuidado de un espacio público por el que circulan diariamente miles de personas, que de no tomarse ninguna medida seguirán expuestas al maltrato, agresión y hostigamiento como el vivido por nuestro compañero”.

Más allá de este lamentable episodio, cabe recordar que Juan Delú se encontraba en Rosario
participando de la XII Asamblea Nacional de FARCO, donde un centenar de comunicadores y comunicadoras populares llegados desde todo el país compartieron tres jornadas de encuentro, debate y propuesta en el marco de los casi 5 años de vigencia de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Agradecemos el acompañamiento de las radios que integran FARCO y a los compañeros/as que se comunicaron expresando su solidaridad.

Comunicado del Foro Argentino de Radios Comunitarias

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.