“En Santa Fe y Tierra del Fuego se registran los mayores niveles de violencia policial”

Organizaciones de derechos humanos realizaron una audiencia pública en el Congreso Nacional alertando que los índices de gatillo fácil y la tortura policial están en aumento desde 1983. María del Carmen Verdú, abogada de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional, aseguró que la violencia policial es una política de Estado que se concentra en regiones con altos niveles de conflictividad social.

El Frente de Izquierda de los Trabajadores convocó el jueves 3 una audiencia pública en la que se visibilizó el crecimiento del gatillo fácil. El Encuentro Nacional Antirrepresivo (ENA), que nuclea organizaciones de derechos humanos ligadas a la lucha contra la violencia policial, expuso las denuncias de distintos casos y en base a las estadísticas que realizan cada año argumentó el aumento de estas prácticas. Participaron de la audiencia más de veinte familiares de víctimas del gatillo fácil, Carla Lacorte del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH), y María del Carmen Verdú de la CORREPI en el ENA.  
Según Verdú, los picos en las estadísticas de gatillo fácil coinciden con los momentos de crisis económico-sociales. En las gráficas se advierte que estas prácticas policiales aumentaron en 1989, en el período del ’99 al ’02 y del ’08 al’10 y también en la actualidad. En este sentido la abogada afirmó que la violencia policial es una práctica que utilizaron todos los gobiernos en los momentos que se produce hay gran movilización social.

Las organizaciones también advirtieron que las provincias que tienen mayores índices de gatillo fácil son Santa Fé y Tierra del Fuego con 155 y 134 casos cada un millón de habitantes respectivamente. Los números contradicen a las creencias de que la lista es encabezada por Buenos Aires. Verdú explicó que los espacios de poder buscan ocultar estas estadísticas “porque demuestra que la represión es una política de estado y que su intensidad depende de la necesidad de la localidad y no el color político, Santa Fe es una demostración de ello”.
La abogada recordó que fue en la ciudad de Rosario donde comenzaron los saqueos en las crisis del ’89 y el 2001, en el caso de Buenos Aires fue en Mar del Plata donde se organizaron los primeros movimientos de desocupados y es la localidad que hoy registra la mayor cantidad de casos de gatillo fácil en la provincia-. “Que sean las regiones donde más se concentra la conflictividad social explica que hoy sean esas ciudades las que cuentan con altos niveles de violencia policial” aseguró Verdú.

Carla Lacorte

La integrante del CeProDH fue víctima de gatillo fácil en el 2001 cuando un policía, persiguiendo a dos personas sospechadas de un asalto, comenzó a disparar y le pegó en la espalda. Carla Lacorte quedó en sillas de ruedas desde entonces y el uniformado bonaerense esta en libertad a pesar de cinco fallos, en distintas instancias, en su contra.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.