Denuncian la detención de “perejiles” por los incidentes tras la final del Mundial

Federico “Tito” Arroyo está privado de su libertad desde el domingo 13, cuando fue detenido por efectivos policiales tras los incidentes que se dieron en el centro de la ciudad luego la final de la Copa Mundial. Lo acusan de “intimidación en la vía pública” a pesar de que él sólo estaba pasando por el centro. Tras rechazar un recurso de Habeas Corpus, la Justicia analiza la posibilidad de una excarcelación a partir del fuerte reclamo de familiares y amigos..


El domingo 13 de julio se disputó el partido entre Argentina y Alemania por la Copa del Mundo. Federico y su pareja, Luciana Alvarez, habían decidido ver el partido por separado, cada uno con sus respectivos amigos, y luego encontrarse en la casa de “Tito”. “Yo lo estaba esperando y el no llegaba, cuando llamo a los amigos nos empezamos a preocupar”, contó Luciana en comunicación con Rap. Poco después se enterarían que había sido detenido acusado de haber participado de los incidentes que se sucedieron en el centro platense luego del partido.

Luciana no pudo volver a hablar con Federico desde que este fue aprehendido por la policía. La primera semana estuvo detenido en la Comisaría 6° de Tolosa, pero luego fue trasladado a la Alcaldía 2 de La Plata. Cuando se encontraba en la dependencia policial fue que lo dejaron ver a su madre una vez, y comunicarse con cartas.  “Mamá, si yo hubiera visto que había lío no hubiera pasado“, le dijo el joven estudiante de Ciencias Económicas a su madre.  Luciana señaló que por lo que pudieron saber “él caminaba por 49 e/ 7 y 8, cuando vino un policía, lo agarró de atrás y dijo ‘este, este este’  y no lo dejaron explicar más y lo llevaron a la comisaría.”
“Ya hace 10 días que estoy con esto, uno habla con familiares y hay mucha gente en la misma situación, que no había hecho nada y pasan por esto que es terrible”, explicó Luciana. De acuerdo a la Justicia, 19 personas fueron detenidas tras el partido, según los familiares y amigos de Federico, varios de ellos son también “perejiles”, detenidos en las inmediaciones a pesar de no participar de los incidentes. Luciana señala su hartazgo apuntando que “desde el primer día me dicen en la comisaría que ‘esto se termina mañana’“, pero Federico aún continúa detenido. 

A partir del constante reclamo y movilización de los detenidos, la Justicia decidió cambiar su accionar en los últimos días. La misma cámara de apelaciones que rechazó el Habeas Corpus colectivo presentado por el defensor oficial el primer día, afirma ahora que revisará las detenciones caso por caso. Por su parte, el juez de Garantías, César Melazo, que en un principio afirmó que con el procesamiento de los detenidos por la policía “se está dando el ejemplo“, analiza ahora la posible excarcelación de Federico. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.