De la Policía Local a las “Unidades de Policía de Prevención Local”

La iniciativa para la creación de una nueva policía alejada de la bonaerense acabó en la constitución de una nueva división de la policía provincial. La Plata, Lanús y Avellaneda son los tres primeros municipios en adherir a la iniciativa del gobierno. Nicolás Rodríguez Games, investigador y asesor de la Comisión de Seguridad y Asuntos Penitenciarios, analizó la iniciativa y  afirmó que “esta medida no deja de ser mas de lo mismo “. Leé la resolución del Ministerio de Seguridad.

La resolución ministerial prevé que dentro de la estructura de la Policía de la Provincia de Buenos Aires se cree la “Superintendencia de Seguridad Local”, que tendrá a su cargo las divisiones policiales de los distintos municipios. Games explicó que “eso no cambia nada, ni el régimen profesional, ni la estructura, ni la forma de trabajar“. En este punto explicó que está resolución implicaría continuar con lo que definió como una “política generalista“, afirmando que “lo interesante de la Policía Local es que por ejemplo Avellaneda pueda contar con un dispositivo, con la preparación de una política a partir de sus problemas locales“.

Games marcó como la mayor diferencia entre el proyecto  de ley y la resolución, que el intendente no será el jefe máximo de la policía. La resolución prevé que el ejecutivo municipal podrá proponer jefes de las policías en los municipios.   También remarcó como una diferencia las acotadas misiones previstas en el proyecto de ley. “Prefiero una organización que pueda hacer tres cosas bien a que haga 18 de manera deficiente, la policía local la única misión era patrullar y prevenir durante el horario de trabajo“, apuntó el especialista. En este sentido, apuntó las múltiples tareas que realizan los uniformados a lo largo del país, haciendo documentos, certificados de buena conducta o cualquier otra actividad detrás de un escritorio. “¿En que empresa suena un buen negocio invertir dos años de formación, que aprenda a hacer diez cosas, dar vueltas atléticas, escribir un sumario y terminar atendiendo un teléfono?”, se preguntó.

“Más que saber usar el arma hay que aprender a usar la cabeza”

El proyecto de ley para la creación de una nueva policía conllevó debates sobre las funciones de los uniformados. “Había otras diferencias, esto de “humanizar” el trabajo policial, ponerle un horario límite, por turnos, que no tenga la obligación de intervenir las 24 horas, de llevar el armamento“, explicó Games. “No tiene que estar obligado a poner su vida o la de terceros en riesgo, y además, una persona no está física y psicológicamente capacitada para estar 24 horas en servicio“, agregó.

En este punto el investigador se refirió a los casos en que uniformados son abatidos por intervenir en situaciones de robo estando de civil: “hace unos meses un policía sin uniforme en Lomas de Zamora, hacía la cola, entran tres personas, sacan armas, van a la caja, quierne llevarse mil persos, el tipo se identifica como policía, lo reducen, lo llevan afuera y matan; ¿ cuál es el negocio para el policía, el supermercado?, ¿el único bien a proteger es la caja de un supermercado?“.

Games sintetizó estas situaciones en que “más que saber usar el arma, hay que aprender a usar la cabeza, ¿qué sentido tiene hacerse el rambo en una situación de inferioridad de condiciones, donde no podés avisar a tus compañeros?“. Estas expresiones fueron realizadas en al marco del reglamento policial que obliga a los policías a intervenir en caso de presenciar un delito. “El proyecto recogía todas esas situaciones que son una mala inversión para el Estado, y en ves de dejarlo librado al policía, se le prohíbe intervenir y tiene el deber de llamar a un uniformado en funciones“, indicó el investigador.

Descargar entrevista completa

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.