«Todas las mujeres que están dentro de un prostíbulo están siendo explotadas»

Diputados impulsan en la provincia de Buenos Aires el proyecto de ley «prostíbulo cero». Carlos Garmendia, abogado de la Fundación María de los Ángeles, afirmó que estos lugares son los escenarios principales de la explotación sexual y señaló el rol clave de los consumidores.



Hace un mes, entró a la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires un proyecto de ley para terminar con los prostíbulos. Impulsado por la diputada Lucía Portos, reza en su segundo  párrafo que «queda prohibido, en todo el territorio de la provincia de Buenos Aires, la instalación, funcionamiento, regenteo, sostenimiento, promoción, publicidad, administración o explotación, bajo cualquier forma, modalidad o denominación, sea de manera ostensible o encubierta, de lugares de alterne y/o de explotación de la prostitución ajena, ya sea que estas actividades se realicen en un mismo o en distinto espacio físico, cualesquiera sean sus denominaciones«.  Si bien el funcionamiento de los prostíbulos está prohibido desde 1937, se presenta bajo otros rótulos que busca el proyecto combatir.

La iniciativa cuenta con el apoyo de la Fundación María de los Ángeles, presidida por Susana Trimarco, madre de Marita Verón. Uno de los redactores fue el abogado Carlos Garmendia quien, en comunicación con Rap, analizó que «cuando se habla de trata de personas con fines de explotación sexual, se habla de lo que pasa dentro de un prostíbulo«. En este sentido, apuntó que «todas las mujeres que están dentro de un prostíbulo están siendo explotadas, algunas bajo la tipificación del delito de trata y otras de promoción de la prostitución o explotación de la prostitución ajena, pero todas son víctimas«.

Garmendia indicó que uno de los ejes del proyecto es la asistencia a las víctimas, para lo que se estipula la creación del Instituto Provincial de Lucha contra la Explotación Sexual Ajena y la Trata de Personas (IPLESyT). Sostuvo que «una mujer que sufre explotación sexual llegó a esa situación  porque hay una vulnerabilidad previa».  Agregó que «si el Estado no se hace cargo de resolver esa situación de vulnerabilidad no va a haber allanamiento que tenga sentido, porque vamos a entrar un prostíbulo, hacer un procedimiento y a las pocas horas esa mujer va a volver a estar en situación de explotación porque no se resuelve su situación de vulnerabilidad«.

En este sentido, el abogado dijo que una arista fundamental de la lucha contra la trata, es «restablecer el proyecto de vida de la víctima, es lo que hacemos desde la fundación como otras ONGs: acompañar estas mujeres a restablecer sus proyectos de vida. Ese acompañamiento es larguísimo, a veces es mucho tiempo y a veces no termina nunca, hay víctimas que hay que acompañar permanentemente«. Señaló así que esta tarea que debe complementarse con la persecución de los tratantes y explotadores, para lo que remarcó la importancia de la sanción de la ley que «prevé un ataque muy directo a los prostíbulos aunque tengan el nombre que tengan«.

«La sociedad en su conjunto es un gran responsable»

«En Tucumán venimos rompiendo los prostíbulos  con mucha frecuencia, tenemos varias causas judiciales con varios allanamientos y varios detenidos pero los lugares siguen apareciendo«, señaló Garmendia. La explicación que brinda para la persistencia de los prostíbulos se basa en los clientes: «Hay gente que sigue consumiendo la mercadería que se vende que es la explotación del cuerpo de una mujer, si la sociedad no lo entiende, estamos perdidos«

Agregó que «la sociedad en su conjunto es responsable, porque si no se concientiza y no entiende que en un prostíbulo no hay mujeres libres que les gusta lo que hacen, que en realidad son mujeres explotadas y sometidas, que el dinero que generan no les va a parar a aquellas en su totalidad, los prostíbulos van a existir».

Garmendia continuó expresando la necesidad de romper los prejuicios, y «cambiar las miradas machistas que tenemos todos», convocando a «escandalizarse». Concluyó que «cuando me escandalizo porque entiendo que ahí adentro hay una mujer explotada y sometida, y que la vida de esa mujer no es la misma que la de una persona que puede levantarse de mañana, ir a trabajar y dormir de noche con su familia, cuando me escandalizo por eso, la mirada cambia y yo creo que eso es fundamental en esta lucha».


Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.