Zona roja: Se suspendió el acuerdo de relocalización y sigue el debate

Tras semanas de debate en torno al acuerdo para trasladar la zona roja de 1 y 66 al Bosque platense, la medida se pospuso por el reclamo de dos colegios y algunos vecinos. Desde la asociación OTrans repudiaron que se las excluya de la decisión y exigieron una nueva reunión. El sábado, organizaciones y activistas trans que se oponen al acuerdo con la Municipalidad realizaron una jornada de intervenciones públicas.

La asociación OTrans había sellado un acuerdo con la Municipalidad de La Plata que incluía la relocalización de la zona roja de calle 66 hacia el Bosque. Desde la organización señalaron que la medida era «una necesidad urgente de las compañeras» y que permitiría «condiciones mucho más dignas» para quienes están en situación de prostitución.

Sin embargo, la medida se suspendió. La decisión fue anunciada por el secretario de Control Urbano, Gustavo Luzardo, tras reunirse con directivos, alumnos y padres de los colegios Albert Thomas y Virgen del Valle que se  oponían a que la zona roja se instale cerca de esos establecimientos. Dentro de los argumentos desarrollados, destacaron que «afecta seriamente nuestras actividades diarias» y que los alumnos de los colegios del barrio ven «dañada su seguridad».

OTrans repudió la posición de los colegios y que no se las haya tenido en cuenta al no convocarlas a la reunión en la que se definió suspender la medida. “Después de haber transitado las vías institucionales y democráticas a través del diálogo, durante varios meses, creemos que dicha reunión cercena nuestra libertad de expresión, no se nos tiene en cuenta como actores sociales (protagonistas de esta situación) y nos coloca en el lugar de objeto del que todos opinan y toman decisiones desde la abstracción, sin tener en cuenta nuestra realidad material y concreta”, afirmaron en un comunicado.

Por su parte, en un artículo titulado “La mala educación”, Claudia Vázquez Haro, titular de Otrans sostuvo sobre quienes participaron de la reunión que“estas personas desde un discurso de orden «moral», potencian la discriminación y la exclusión social hacia las integrantes del colectivo trans platense”. Asimismo, pidió por la aplicación de la Ley de educación sexual integral y afirmó: “Apelamos a una educación inclusiva con valores democráticos, no discriminatorios y basados en derechos humanos”.

El acuerdo


OTrans, la Municipalidad de La Plata y los autoconvocados “vecinos de Avenida 66” habían firmado un pacto que suponía la relocalización de las trans y travestis en situación de prostitución desde calle 66 al Bosque platense (la zona incluiría calle 115, desde 60 hasta 55 y las calles tansverles que salen hacia 1).

Además, la Municipalidad se comprometía a garantizar condiciones mínimas para ellas, como gazebos para protegerse de las inclemencias climáticas, baños químicos, depósitos para residuos patógenos, expendedores de preservativos y luminarias, y se incluyó la creación de puestos de trabajo en cooperativas.

En tanto,si bien trascendió en algunos medios que la policía no entraría a la nueva “zona roja”, el acuerdo contempla que los policías que realicen operativos en ese espacio tengan una formación especial para interactuar con personas trans y travestis. En declaraciones radiales el titular de Control Urbano, Gustavo Luzardo, confirmó esa información y dijo que “va a estar todo más reducido y más controlado”. 

Luzardo dijo que van a haber policías “instruidos a la población trans”, “no como ahora que no se sabe quien revisa a quién. Viene una pareja de policía, un masculino y femenino, ¿y quién revisa a las trans?, porque la policía no quiere revisarlo porque es un hombre”.  Dichos comentarios dan cuenta de su falta de respeto hacia las identidades travestis y trans, al continuar nombrándolas como hombres, lo que es preocupante teniendo en cuenta que es el funcionario a cargo de la negociación del acuerdo.

Toda la ciudad es zona travesti

Con esta consigna, el sábado 17, en el marco del día contra la homolesbotransfobia, organizaciones feministas realizaron una pegatina desde Plaza San Martin hasta Plaza Rocha, y diagonal 73. Durante la actividad, Andrea, activista trans, explicó por qué se oponen al acuerdo con la Municipalidad: “No es en contra de las compañeras sino en contra de donde las quieren mandar, porque si en plena zona céntrica de diagonal 73 las están golpeando, las violentan, les roban, mandarlas al bosque iba a ser una masacre”.

“No estamos de acuerdo porque no es una solución” para los problemas de las trans y travestis, aseguró. “Salen a la calle y la policía las maltrata, la gente las discrimina, la problemática de un sistema de salud no digno para ellas porque donde van se las sigue discriminando”.

En tanto, indicó que un sector importante de las chicas travestis y trans en situación de prostitución se oponen al acuerdo porque implica un desarraigo para quienes trabajaron roda la vida en la zona de 1 y 66.  “Yo he tenido dialogo con montón de compañeras que no están de acuerdo, que dijeron nosotras vamos a resistir acá y vamos a morir de pie”, relató.

Andrea comentó que debido a los operativos en ese sector, las chicas en situación de prostitución han tenido que migrar hacia la zona de la estación de trenes.  “Ahí no las están molestando, las paran y las identifican y se van pero no es como en el diagonal o 1 y 66 que las desnudan directamente. Anoche pasamos y unos compañeros nos llaman indignados y nos dicen que había tres compañeras desnudas en el medio de la calle, pero no porque estaban trabajando, sino porque la policía las tenía con linternas, revisándole los genitales, la boca”, contó.

Entre las organizaciones convocantes de la pegatina se encontraban Malas como las arañas, Varones Antipatriarcales, Las Azucenas, Putos Mal, entre otros.

Desde otras organizaciones de trans, travestis y transexuales como el Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL) también se habían manifestado contra el acuerdo por considerarlo “retrógrado”La idea de sindicalizar y regular la prostitución como un trabajo no tiene nada que ver con los derechos humanos, por lo menos para las travestis que desde los 13 años tenemos que prostituirnos, habia afirmado Diana Sacayán.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.