Semana mundial del parto y nacimiento respetados

Del 19 al 25 de mayo es la Semana Mundial del Parto y Nacimiento Respetados. A través de múltiples actividades se busca dar a conocer las formas de violencia obstétrica y los derechos de las mujeres al momento de parir. En Argentina, existe hace una década una ley que resguarda los derechos de padres e hijos durante el proceso de nacimiento, pero como aún no está reglamentada no se puede avanzar en su aplicación.


Vos Podés es una asociación civil sin fines de lucro que promueve los derechos durante el parto, el nacimiento y la crianza con el fin de prevenir la violencia obstétrica ejercida por el personal de salud en el momento del parto. “Todavía no está lo suficientemente visibilizada la situación de que el parto es parte de la vida sexual y saludable de una mujer que nos implica a todos” expresó Lorena Ribott, integrante de Vos Podés, en comunicación con Rap.

El sábado 31 de mayo, en conjunto con la biblioteca Del otro lado del árbol, convocan a una jornada para toda la familia para reflexionar sobre estas temáticas. Entre las actividades habrá muestras de fotos, una radio abierta coordinada por Estación Sur, un taller de expresión para niños y la participación de la murga La Gran Puta.

Este año, se cumple en Argentina una década de la aprobación de la ley de Derechos de padres e hijos durante el proceso de nacimiento donde se define que las mujeres deben ser tratadas con respeto y de modo individual y personalizado durante el parto,a ser consideradas, en su situación respecto del proceso de nacimiento y a un parto natural, respetuoso de los tiempos biológico y psicológicos, evitando prácticas invasivas y el suministro de medicamentos que no estén justificados. Sin embargo, como esta legislación aún se encuentra sin reglamentación se dificulta emplear las disposiciones allí establecidas. Por eso, Vos Podés empezó a principio de este año una campaña para exigir que se reglamente. “Las mujeres no tienen que esperar a que le digan cómo parir. La ley está y los ciudadanos tenemos que hacerla cumplir“, afirmó Ribott y contó que durante la jornada del 31 se continuará con la junta de firmas para avalar este pedido.

Por otra parte, la ley 26.485 establece cuáles son los derechos de las mujeres ante distintos tipos de violencia, entre ellos la obstétrica. Ésta última es la que se ejerce cuando no existe un trato humanizado antes, durante o después del parto y la atención no es rápida, de calidad, con buen trato y confidencial en una situación post aborto. Incluye que nieguen a la mujer el derecho a estar acompañada durante el parto por la persona que elija, que le administren drogas innecesarias para acelerar el proceso o que en la atención post interrupción del embarazo no provean anestesia o calmantes.

  

En nuestro país hay cada vez mayor cantidad de mujeres que deciden dar a luz a sus hijos en sus hogares para evitar la violencia obstétrica que puede tener lugar en instituciones de salud. Si bien no hay estadísticas oficiales, esta tendencia puede observarse a través de la proliferación de organizaciones y publicaciones sobre el tema. “El parto domiciliario es una realidad, antes todas nacíamos en las casas. Desde hace más o menos 50 años los partos se dan en las instituciones. Hace un tiempo a la fecha creemos que las familias han decidido volver a las casas a parir porque, en muchas casos, en los hospitales no se respetan los derechos de los bebés y los padres y es la misma institución la que expulsa a quien desea parir con respeto”, manifestó Ribott.

Si querés informarte o denunciar acerca de experiencias de violencia obstétrica podés comunicarte a la Línea de Salud Sexual 0800 222 3444. La llamada es gratis desde cualquier lugar del país y las consultas son confidenciales.

.

Cronograma de las actividades del sábado 31

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.